Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Universidad

El Vicerrectorado de Grado establece ayudas para los programas de doctorado

La mejora del estado de "cierto estancamiento" que el Rectorado de la UPV ha detectado en la producción de tesis doctorales, y el apoyo a los primeros pasos de los nuevos doctores de la universidad pública guían las ayudas económicas aprobadas recientemente por el Consejo de Gobierno, a propuesta del vicerrectorado de Estudios de Grado y Postgrado.

El programa que cuenta con mayor dotación económica es el destinado a las ayudas para la potenciación de los estudios de tercer ciclo. Con él se pretende incidir en la docencia de alta calidad y consolidar la proyección científica de los programas de doctorado. Se busca, de este modo, incrementar el número de doctorandos de la UPV, así como el de tesis leídas en el año 2006. El ámbito de esta convocatoria se extiende a los cursos académicos 2005-2006 y 2006-2007 y el presupuesto establecido alcanza los 150.000 euros.

La UPV también ha diseñado un programa dirigido a mejorar el rendimiento de los investigadores que han obtenido el título de doctor en el presente curso académico. El fin de estas ayudas es dar continuidad a su actividad investigadora, ayudarles a seleccionar un destino postdoctoral con proyección internacional y colaborar en la difusión de los resultados de las tesis mediante su publicación en medios de primera línea dentro de su campo científico. A esta convocatoria la universidad destinará este año 90.000 euros.

Como señala el vicerrector de Investigación, Miguel Ángel Gutiérrez, la pretensión de esta iniciativa es, fundamentalmente, facilitar la transición de los nuevos investigadores de una beca predoctoral a una post-doctoral. "El periodo que transcurre entre una beca y otra puede ser de tres, seis o nueve meses. La idea de estas ayudas es evitar que los jóvenes investigadores se desanimen y darles un apoyo económico que les permita continuar trabajando en su equipo de investigación, preparando artículos, ultimando flecos de sus estudios...". "En definitiva", comenta el vicerrector, "seguir activos hasta que conozcan su nuevo destino".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 30 de mayo de 2006