Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Investigación de un supuesto fraude

500 millones estafados en los últimos 25 años

Una docena de estafas financieras se ha llevado por delante 500 millones de euros de ahorro de los españoles en los últimos 25 años.

- BANCO FILATÉLICO ESPAÑOL S.A (Banfisa). Otro "banco filatélico" que estafó 600.000 euros (unos 100 millones de pesetas) en 2002. Afectó a 200 clientes que habían invertido una media de 12.000 euros en la entidad. El sistema, muy similar al empleado presuntamente por el Fórum Filatélico y Afinsa, era el siguiente: los empleados iban casa por casa ofreciendo sus productos o contactaban con padres de recién nacidos a los que regalaban 120 euros en sellos siempre que invirtiesen en la empresa. Las cantidades entregadas por cada cliente oscilaban entre los 30 y los 90 euros mensuales. Los inversores recibirían un interés del 15% en los primeros cinco años y del 20% en los cinco siguientes con la única condición de que no se podían recuperar las cantidades entregadas antes de 10 años. Cumplido ese plazo, los clientes acudieron a las oficinas y comprobaron que su dinero había desaparecido.

- GESCARTERA. Esta agencia de valores estafó unos 100 millones de euros a sus 2.000 clientes, entre ellos una treintena de instituciones ligadas a la Iglesia católica. Propiedad de Antonio Camacho, fue intervenida en el verano de 2001 por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y provocó la dimisión de la entonces presidenta del organismo, Pilar Valiente.

- AVA (Asesores de Valores S.A.) Esta agencia de valores fue intervenida en febrero de 1998 por la CNMV después de dejar sin sus ahorros a cerca de 14.000 personas. La agencia

actuaba por cuenta propia con el dinero de sus clientes y compró valores en el extranjero que luego se desplomaron. La mala gestión de los activos de sus clientes

supuso un quebranto patrimonial de unos 84,1 millones de euros (14.000 millones de pesetas).

- GRUPO BROKERS. Dedicado a comprar fincas procedentes de subastas judiciales o mediante la promoción de urbanizaciones, anunció su quiebra en 1992, dejando unas deudas de 36 millones de euros (6.000 millones de pesetas) a 650 pequeños y medianos inversores.

- EUROBANK. El caso más reciente. Fue intervenido por el Banco de España en julio de 2003 para proteger los intereses de más de 2.000 personas que tenían depósitos en la entidad por más de 135 millones de euros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 10 de mayo de 2006