Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ecologistas en Acción denuncia la construcción de una acequia en el río Adra para regar invernaderos

El grupo Ecologistas en Acción de Almería ha interpuesto una denuncia ante el Seprona tras detectar que una máquina excavadora ha "limpiado" de cañaverales cuatro kilómetros de cauce del río Adra, en Almería, para hacer una zanja de varios metros. El portavoz del grupo, Francisco Toledano, aseguró ayer que el "único sentido" del delito ecológico es la obtención de agua para cultivos agrícolas. Los ecologistas exigen que la Agencia Andaluza del Agua, dependiente de la Consejería de Medio Ambiente, inicie con urgencia un programa de recuperación y restauración integral del río Adra y se frene su destrucción.

Ecologistas en Acción también ha pedido a la Consejería que realice un deslinde del dominio público hidráulico. El daño, según la organización, se ha producido entre los parajes de Entre Ríos y las Fuentes de Marbella, en un tramo situado entre los municipios de Berja y Adra en el que puede apreciarse que maquinaria pesada ha removido y destruido la zona central del lecho del río en una longitud de más de cuatro kilómetros y con una anchura de varios metros. "Ha eliminado los cañaverales y han hecho una especie de acequia para que todo el agua circule por ahí. Con el código en la mano, eso es un delito ecológico que tiene una sanción penal. No es la primera vez que se produce un atentado de esta índole, pero sí que se haya realizado sobre tan extensa longitud del río", expuso Toledano.

Entre las especies de flora y fauna que se han visto afectadas por esta acción destaca el pez fartet (lebias ibera), un endemismo que se encuentra exclusivamente en algunas zonas del litoral mediterráneo español con poblaciones muy fragmentadas en poblaciones aisladas, que han evolucionado creando características genéticas propias y diferentes para cada una de las localidades. "Para Andalucía, la única localidad donde se presenta lebias ibera es en la cuenca baja del río Adra", defiende el portavoz de los ecologistas almerienses.

El río Adra es un espacio natural que reúne una serie de valores que le ha permitido ser calificado como Zona de Especial Conservación y Lugar de Interés Comunitario, acogido a la Directiva Hábitat y es considerado como "espacio indispensable para asegurar la viabilidad del fartet en Andalucía". En el tramo afectado por la maquinaria sobre el lecho del cauce hay varias especies de vertebrados, al margen del fartet, de interés, protegidas y algunas en peligro de extinción como la ranita meridional, el sapo corredor, el sapo común, el galápago leproso, la culebra de collar o la rata de agua meridional, entre otros.

Ecologistas en Acción lamentó la "no intervención" de la administración. "Las leyes están para cumplirlas y los responsables de las administraciones y del sistema judicial para velar por el cumplimiento de estas leyes y no para ser cómplices silenciosos de los continuos atropellos de que se están produciendo contra el patrimonio natural de Almería", remachó Toledano.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 10 de mayo de 2006