Cartas al director
Opinión de un lector sobre una información publicada por el diario o un hecho noticioso. Dirigidas al director del diario y seleccionadas y editadas por el equipo de opinión

La manifestación

Con todo el respeto y la solidaridad con el dolor causado por la barbarie etarra, quisiera humildemente añadir la siguiente pregunta al debate: si las víctimas de la dictadura franquista y su entorno -familiares, asociaciones, partidos políticos, periodistas...- hubieran mostrado la misma actitud que el otro día vimos y oímos en las calles de Madrid, ¿hubiera sido posible la transición a nuestra democracia?- Alberto Jiménez Arias. Madrid.

Por tercera ocasión, las calles de Madrid han visto cómo cientos de miles de personas nos manifestábamos pacíficamente en defensa del Estado de Derecho y de sus herramientas jurídicas, policiales y políticas para acabar con el terrorismo sin aceptar cesiones ni chantajes a ningún Gobierno. De nuevo, la memoria, la dignidad y la justicia que se merecen las víctimas estuvieron presentes bajo el lema: "Por ellos, en mi nombre ¡No!". Otra vez, ciudadanos anónimos de ideologías políticas diferentes y venidos de toda España, fuimos los representantes de la inmensa mayoría de españoles que según las encuestas, estamos en contra de cualquier concesión y privilegio a bandas de terroristas que persiguen conseguir un rédito político permitiéndoles la legitimación de su violencia. ¿Escuchará el mensaje el señor Zapatero y correrá a ponerse en contacto con el señor Alcaraz, presidente de la AVT, como hizo con los dirigentes de ERC tras su marcha independentista de la semana anterior? Se admiten apuestas...- David García García. Madrid.

Todos somos Fernando Buesa, todos somos Tomás y Valiente, todos somos Ernest Lluch, todos somos cada una de las víctimas del terrorismo. Señor Zapatero: gracias por su compromiso con ellas y con los ciudadanos, gracias por su sentido de la responsabilidad, por su lucha.

Señor Rajoy: compórtese como sus responsabilidades le exigen, su deber como jefe de la oposición, no lo olvide, es volver al pacto antiterrorista y apoyar al Gobierno de España. Señor Alcaraz: sus puntos suspensivos no son sino vacío, ausencia de razones, no se engañe, no nos engañe, deje de ser títere, conviértase en humano: las víctimas se lo agradecerán, las reales y las potenciales.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS