Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Padre e hijo están vivos

Los campesinos y pescadores de la zona fronteriza del Pacífico entre Colombia y Panamá aseguran que José Vicente y Sergio Colastra, padre e hijo españoles secuestrados en esta región el 20 de enero, están vivos. Algunas de las personas vinculadas al tráfico ilegal de drogas y armas lo ratifican. Lo que sí es seguro, según fuentes cercanas a la familia, es que ya hay contacto con los secuestradores y que se ha pedido un rescate.

Ahora es el tiempo de la negociación y de esperar resultados de la mediación que han ofrecido los indígenas de Juradó, en el lado colombiano de la frontera. Melitón Bojaramá, cabildo mayor -máxima autoridad indígena en la zona-, confirmó que él va a encabezar un intento de mediación con el grupo armado que retiene a los españoles, que, a falta de confirmación oficial, apunta a ser el Frente 45 de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) ,que opera en el sector panameño.

Sobre los detalles de el secuestro, uno de los trabajadores que acompañaba a los Colastra en la construcción de un centro de ecoturismo confirmó que en el momento del rapto, calzaban sandalias y portaban salieron sólo con unauna pequeña mochila cada uno y un teléfono satelital. El mismo trabajador añadió que el comandante irregular que lideró el secuestro dijo: "Tranquilos que no les va a pasar nada". Esto fue lo último que escucharon los 17 trabajadores que quedaron en la playa de El Guayabo, paralizados por el miedo, mientras se llevaban a los españoles.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 17 de febrero de 2006