Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las tres diputaciones recaudaron el año pasado 415 millones más de lo previsto

Zenarruzabeitia evita entrar en el debate de si la ley de Aportaciones variará los coeficientes

Las tres diputaciones recaudaron en conjunto el pasado año 415 millones de euros más de lo que el Consejo Vasco de Finanzas calculó inicialmente el pasado mes de octubre, al pasar de una previsión de 10.850 millones a cerrar el ejercicio con 11.265 millones en sus arcas. La vicelehendakari, Idoia Zenarruzabeitia, definió ayer el ejercicio pasado como "bueno", tras la reunión ordinaria del Consejo que cerró los datos fiscales de 2005. Zenarruzabeitia asisitó a la sesión junto a los tres diputados generales.

El órgano que coordina el flujo económico entre las administraciones vascas constató que el crecimiento de la recaudación de impuestos en las tres provincias ha sido del 13,7%, cuatro puntos más de lo previsto, -un 10,2% en Álava, un 16,8% en Vizcaya y el 10,8% en Guipúzcoa-debido en gran parte al empuje de los beneficios empresariales. La recaudación del Impuesto de Sociedades creció el 26,4%, hasta los 1.440,3 millones, mientras que la del IRPF subió un 11,4% hasta los 3.403,7 millones.

Zenarruzabeitia explicó que estos datos confirman el "vigoroso ritmo de crecimiento del empleo" y el acierto de los retoques que se hicieron en el IRPF. También ha crecido muy por encima de las previsiones el IVA, que pasa del 8,2% de aumento previsto al 14,8%, impulsado por la recaudación de Vizcaya.

Este hecho ha motivado que la Hacienda de Vizcaya haya tenido que subir al máximo de lo previsto la compensación a los otros dos territorios. El cambio en la normativa de la recaudación del IVA asociado a la importación ha hecho que se dispare la recaudación vizcaína, mientras que Álava y Guipúzcoa recaudan menos.

El Consejo aprobó elevar del 1% al 1,10%, de los recursos disponibles, es decir 123,9 millones de euros, la compensación que Vizcaya abona a las otras dos provincias. Álava recibirá por esta vía 41,8 millones y Guipúzcoa, 82,1 millones.

Pese al buen año en materia de recaudación, el Consejo aprobó dotar al Fondo de Solidaridad, con cargo de la recaudación del año pasado, con un total de 75,4 millones, como un segundo mecanismo de compensación a las dos provincias con menor recaudación. Un total de 24,4 millones de esa partida, que supone el 0,75% de los fondos disponibles, irá a parar a Álava mientras que los restantes 51 millones se los embolsará Guipúzcoa.

Ni el Gobierno ni las diputaciones retocaron ayer la previsión de crecimiento de la recaudación para 2006, tras el excepcional ejercicio pasado, fijada inicialmente en un 4,7% hasta llegar a los 11.364,4 millones. Esta cifra ya se ha quedado obsoleta, debido a que el cierre de 2005 se quedó en los citados 11.265 millones de euros.

La reunión entre los máximos responsables de las haciendas forales y vasca sirvió además para crear un grupo de trabajo que tendrá que elaborar varios informes sobre la influencia de las directivas europeas en el sistema de tributación, sobre la nueva ley de Aportaciones y sobre la ley quinquenal de Cupo. Ambas deben estar renovadas antes del 1 de enero de 2007. La vicelehendakari respondió a la pregunta de si el grupo nacía con el encargo de reducir el coeficiente vertical de aportación de las diputaciones asegurando que el único encargo era "trabajar, trabajar y trabajar. Se hará lo mejor para el conjunto del país y de los territorios", indicó. La liquidación del Cupo en 2005 ha sido de 1.204,3 millones y las aportaciones de las diputaciones al Gobierno, de 7.088,3 millones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 14 de febrero de 2006