Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:ROSINA GÓMEZ-BAEZA | Directora de Arco | 25 AÑOS DE ARCO

"Aún no tenemos la velocidad de crucero"

Se va por la puerta grande y con el reconocimiento generalizado entre el sector artístico. Han sido veinte años de dedicación a la promoción del arte en España como directora de la Feria Internacional de Arte Contemporáneo y por eso ayer se recogían firmas de homenaje para Rosina Gómez-Baeza (Gijón, 1942) en Arco cuya última edición ha sido para su gestión como el broche de oro que ayer le regalaron galeristas y artistas como despedida.

Pregunta. ¿Cómo ha ido esta última edición de la feria?

Respuesta. De resultados creo que será la mejor feria. De año en año ha ido creciendo el mercado, han surgido nuevos coleccionistas muy informados y los galeristas están contentos. Los resultados de las últimas subastas con arte español han sido excelentes y esto nos favorece. Son los únicos datos públicos que tenemos, aunque creo que tendríamos que conseguir en algún momento clarificar el mercado y conocer los resultados de las ventas en galerías.

"Estoy muy implicada en el proyecto de la Fundación La Laboral de Gijón"

P. ¿Cómo ha cambiado la percepción del arte?

R. En 25 años ha variado mucho, ha pasado de ser una obra aislada a formar parte de una amplia cultura visual. El término artes plásticas, en este sentido, ya está superado y estamos entrando en un mundo apasionante que tiene una mayor envergadura.

P. ¿Cómo ha influido Internet en el mercado?

R. El coleccionista tiene acceso a una información más fiable porque los precios de muchos de los artistas, así como su obra y biografía, están en la Red. Tener estos datos es básico para tomar decisiones y esto también ha dado confianza al mercado. La información ayuda a comprender el hecho artístico, pero también conlleva una mayor exigencia al profesional. En España hemos iniciado el camino de búsqueda de la excelencia, pero aún no estamos en velocidad de crucero.

P. ¿Qué ha sido más difícil, convencer a Ifema para que mantuviera los criterios de selección o a los galeristas para que aceptaran los programas culturales?

R. Depende de en qué momentos ha sido una cosa o la otra. Siempre hemos tenido que establecer un equilibrio entre las naturales demandas de Ifema de vender más espacio y las necesidades de los galeristas. Las exigencias de los galeristas en ocasiones eran razonables, pero a veces me ha sorprendido su falta de visión estratégica. Es evidente que hay que establecer relación entre los diversos agentes del arte, entre el sector público y el privado, entre comisarios y galeristas.

P. Hay voces que consideran que Arco se ha dejado arrebatar el mercado latinoamericano por Art Basel Miami.

R. Somos la feria con mayor número de galerías latinoamericanas. Este año hay 22 y en cambio en Basilea el año que ha habido más, en 2001, sólo hubo seis. En Miami, en 2004 tuvieron 18 y el pasado año sólo siete. El caso de Art Basel Miami es engañoso porque es un monopolio. No es que se estén introduciendo muchos artistas o galerías latinoamericanas sino que se está ofreciendo a los coleccionistas latinoamericanos, que son pocos pero algunos muy poderosos, arte de Norteamérica, de Inglaterra o de centroeuropa. Nosotros no hemos hecho esto sino facilitado que las galerías y artistas pudieran vender aquí sus obras.

P. Ha dicho que Ifema, en donde trabaja desde hace 27 años, tiene que invertir más en Arco. ¿En qué?

R. Puesto que la competencia está invirtiendo hay que hacer lo propio. Tendríamos que ver si podemos poner un pie en Nueva York o en otras ciudades. Ifema se ha centrado sólo en Madrid y en dar un servicio al sector nacional. Y esto está bien, pero tal vez se puede actuar como empresa ferial en un mundo global, como están haciendo otras ferias.

P. ¿Qué hará ahora?

R. Tengo muchos proyectos. Poner en marcha el Instituto de Arte Contemporáneo, del que soy la presidenta, y estoy pensando en dirigir un master de gestión cultural en una universidad privada española. También llevamos años hablando con el Principado de Asturias y hemos hecho ya el plan director para la Fundación Laboral de Gijón que contará con un centro dedicado al arte y creación cultural con especial énfasis en las nuevas tecnologías. Estoy muy implicada en el proyecto y sí, en junio me presentaré al concurso para la dirección general del centro que va a convocarse. Estoy muy identificada con este tema, pero he recibido también otras ofertas. Y en junio organizaré una exposición sobre el hedonismo en el castillo de Bellver por encargo del Ayuntamiento de Palma.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 13 de febrero de 2006