Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El grupo francés Hachette se convierte en el tercer editor del mundo

Pagó 449 millones por Time Warner Books

El grupo francés Hachette, dirigido por Arnaud Lagardère, se ha convertido en el tercer editor del mundo, tras el británico Pearson y el alemán Bertelsmann, al adquirir, por 449 millones de euros, la editorial estadounidense Time Warner Books. Hachette está presente en 30 países, es líder en Francia y Nueva Zelanda, ahora también en el Reino Unido y Australia, y tiene una presencia importante en el mercado español a través de su filial Anaya. Su volumen de negocio ronda los 1.650 millones de euros y emplea, en todo el mundo, a unas 6.500 personas.

Time Warner Books estuvo a punto de ser vendida, hace dos años, a Random House, pero el acuerdo no llegó a materializarse. Para Time Warner, su división de libros no era "un activo estratégico", pero sí lo es para Hachette, "pues necesitábamos reforzar nuestra presencia en EE UU. Además, en el mercado francés ya no podemos crecer más debido a la legislación europea", explicó Lagardère, para quien es seguro que "el sector del libro deberá conocer un nuevo auge gracias a la digitalización".

El grupo Murdoch también quería hacerse con Time Warner Books, el quinto editor estadounidense, pero "nosotros preferíamos un acuerdo con los franceses", manifestó David Young, el máximo ejecutivo de Time Warner Books, pues "a través de filiales inglesas comunes y autores comunes como John Le Carré, Dan Brown, Michael Connelly, Stephen King y James Patterson, demostramos una fuerza y una coherencia superiores".

Si para Time Warner la división de libros sólo representaba el 1% de cifra de negocios, para Hachette es más importante gracias a una progresión anual del 10% que contrasta con la recesión del sector editorial en Francia. "Nuestros beneficios proceden en casi un 75% del mercado internacional. Estamos bien implantados en el área francófona, pero también en la española y la anglófona".

Según Lagardère, el futuro del grupo que dirige es tranquilizador "porque empezamos a tener la llamada talla crítica y estamos presentes en el sector de los manuales escolares, ficción y publicaciones dirigidas a un público juvenil". En un futuro inmediato parece que la mirada de Hachette debiera centrarse en India y China, los dos mercados mundiales con mayor potencial de crecimiento. Lagardère está al frente de un grupo industrial en el que son activos muy importantes la fabricación de material para la electrónica de Defensa, las acciones en EADS (aviones y helicópteros), transporte colectivo terrestre, misiles, satélites, prensa y publicidad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 11 de febrero de 2006