Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los rectores alertan de que la LOU tendrá que cambiarse otra vez en 2010

Consideran provisional la reforma que ultima el Gobierno y piden rapidez en su tramitación

Los rectores entregaron ayer en el Ministerio de Educación sus propuestas para reformar la Ley Orgánica de Universidades (LOU); sin embargo, no esperan que esta ley se prolongue en el tiempo. La consideran más bien una norma llamada a desaparecer en 2010, la fecha fijada para que los países de la UE concluyan la homologación de los estudios europeos. Con ese objetivo, el Gobierno está elaborando el listado de las nuevas carreras. Los cambios serán tan importantes como para que sea necesaria una nueva ley. Así lo explicó ayer el presidente de los rectores, Juan Vázquez.

La LOU la aprobó el PP, con la oposición de los rectores, y ahora la está modificando el Gobierno socialista. Sin embargo, los responsables de las universidades españolas no creen que esta ley, por más que se reforme a su gusto, sea el marco adecuado en el que habrán de desenvolverse en el futuro cercano los estudios superiores. Por consiguiente, los rectores esperan que la LOU "se modifique rápidamente, porque este trámite ya se ha prolongado más de lo deseado" y sirva unos cuantos años, hasta 2010, cuando habrá, dicen, que preparar una nueva. "No tendría sentido que nos pasáramos un año y medio debatiendo la LOU. Querríamos que esto sea lo más ágil posible", advirtieron ayer el presidente y los vicepresidentes de la Conferencia de Rectores. Por eso apelaron al consenso para que la ley "no se atasque" en los trámites políticos que le quedan por pasar.

También desde el Ministerio de Educación se ha señalado en ocasiones que la LOU no es la ley que ellos hubieran redactado, sino una norma que están remendando para afrontar el quehacer inmediato.

Optimistas, los rectores dijeron ayer: "Hemos tenido una mala ley hasta ahora, [la LOU], y, a pesar de ello, hemos sido capaces de aplicarla y desenvolvernos en ese marco. Si ahora se aceptan los cambios que proponemos tendremos una ley mejorada, más favorable. Pero [los próximos años] habrá nuevas realidades que forzarán otros cambios a los que habrá que adaptarse", resumió el presidente de la Conferencia de Rectores y rector de la Universidad de Oviedo, Juan Vázquez.

Entre los cambios que han propuesto los rectores destaca el compromiso de asumir en la ley un plan de financiación para las universidades. "Debemos tener una financiación básica, unos referentes comunes; a partir de ahí cada universidad hará su trabajo, defendemos la coordinación de lo diverso y la CRUE (Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas) juega un buen papel de coordinación", explicó Vázquez.

Respecto a los profesores, los rectores proponen que la experiencia docente sea un criterio a tener en cuenta entre los méritos que han de valorarse y también debe contar, dicen, entre los méritos de los profesores que formarán las comisiones de evaluación.

Los rectores pidieron también inmediatez al ministerio para que presente la relación completa de las nuevas carreras universitarias y "que salga ya" la primera hornada de titulaciones con sus directrices. "Sólo así se desbloqueará el proceso" de desarrollo de los estudios europeos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 27 de enero de 2006