Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El 71% de los 'sin techo' tiene estudios medios o superiores

Siete de cada diez personas sin hogar que residen en el País Vasco cuentan con estudios medios o superiores. Éste es uno de los principales datos que recoge el primer informe que sobre este sector de la población ha realizado el Eustat, en colaboración con el Instituto Nacional de Estadística (INE). El trabajo se basa en una encuesta a las 1.833 personas que son atendidas en centros de alojamiento y comedores sociales.

Frente al perfil formativo bajo que se dibuja en trabajos similares realizados en la Unión Europea o Estados Unidos, el 57% de los sin techo que residen en Euskadi cuenta con estudios de Educación Secundaria de primera o segunda etapa, mientras que otro 14% tiene formación universitaria. Los autores del estudio destacan que la explicación de esta singularidad tiene su origen en el nivel educativo alto de un gran porcentaje de los inmigrantes que se incluyen dentro de este grupo.

Este sector representa una proporción relevante y creciente entre quienes no disponen de los medios suficientes para poder contar con un alojamiento digno y estable. Suponen el 48% del total y, entre ellos, sobresale la presencia de ciudadanos africanos (más de la mitad), sobre todo marroquíes, europeos llegados de otros países y suramericanos.

La gran mayoría de los sin techo que viven en Euskadi son hombres (un 75%), sin pareja (un 81%), residen en los principales núcleos urbanos y se ubican en una franja de edad que abarca de los 30 a los 44 años. La presencia femenina, aunque minoritaria, crece y lo hace sobre todo con mujeres jóvenes y extranjeras. Todos ellos, hombres y mujeres, tratan de salir adelante con unos ingresos medios que se sitúan en los 380 euros al mes, que provienen principalmente de la renta mínima de inserción. El 72,5% de los encuestados carece de ningún empleo.

En una proporción relevante (40%) afirman que no consumen alcohol ni drogas, aunque el 35% bebe de forma moderada y el 40% ha probado estupefacientes en alguna ocasión, porcentaje éste último que crece entre los más jóvenes.

La inseguridad y el rechazo social en los que viven estas personas se refleja con claridad en dos datos: un 50% de ellos ha soportado insultos o amenazas en alguna ocasión y uno de cada cuatro ha sido objeto de, al menos, una agresión. En cuanto a su relación con la justicia, el 17% ha pasado por los tribunales y el 34% ha sido detenido una o varias veces.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 27 de enero de 2006