Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La esposa y tres hijos de Pinochet quedan en libertad bajo fianza

La esposa y tres de los cinco hijos de Augusto Pinochet quedaron ayer en libertad, previo pago de una fianza, tras haber sido procesados el lunes como autores de un delito tributario que los dejó bajo detención domiciliaria.

La decisión de la Corte de Apelaciones de Santiago benefició a Lucía Hiriart, de 83 años, y sus hijos Jacqueline, María Verónica y Marco Antonio, la esposa de este último, Soledad Olave, el ex albacea de Pinochet, Oscar Aitken, y su secretaria personal, Mónica Ananías. La resolución fue adoptada por unanimidad por los tres integrantes de la V Sala del tribunal de alzada, que tardó más de cinco horas en pronunciarse.

El procesamiento del clan Pinochet había sido dictado el lunes por el juez Carlos Cerda, quien los acusó de evasión tributaria entre los años 1980 y 2005 por más de 3.500 millones de pesos (5,3 millones de euros). El militar, de 90 años, está procesado desde noviembre pasado por evasión tributaria, falsificación de documentos, declaración falsa de bienes y de pasaportes.

El juez determinó que la familia Pinochet y sus colaboradores incurrieron en declaraciones y omisiones maliciosamente incompletas de sus inversiones en el exterior y en el delito de falsificación y uso de pasaportes falsos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 25 de enero de 2006