CARDIOLOGÍA

Un estudio con fumadores muestra que el chocolate negro mejora la función circulatoria

El chocolate negro, pero no el blanco, puede mejorar la capacidad de los vasos sanguíneos de los fumadores para dilatarse y contraerse en respuesta a las necesidades del cuerpo, según han descubierto unos investigadores suizos y dan a conocer en la revista Heart.

Los científicos dividieron a 25 fumadores en dos grupos: el primero consumió unos 60 gramos de chocolate negro con el 74% de cacao, y el otro 60 gramos de chocolate blanco, que no contiene cacao. Luego, calcularon la actividad plaquetaria y la flexibilidad de los vasos sanguíneos, dos indicadores de una función circulatoria saludable. En los que consumieron chocolate negro, ambos parámetros presentaron una mejora considerable durante unas ocho horas. El chocolate blanco no tuvo efectos en los vasos sanguíneos. El estado antioxidante total también aumentó de forma significativa dos horas después de comer chocolate negro, pero no tras tomar chocolate blanco.

Los científicos creen que este efecto es provocado por un amplio tipo de sustancias del chocolate denominadas polifenoles, un grupo que incluye a los flavonoles, que son potentes antioxidantes. El chocolate negro, según los autores, posee una concentración de polifenoles más elevada que otros alimentos ricos en antioxidantes como el vino, el té o las bayas. Roberto Corti, cardiólogo del Hospital Universitario de Zúrich y principal autor del estudio, subraya que comer chocolate no contrarrestará los efectos nocivos del tabaquismo. "Utilizamos a fumadores como modelo de una función vascular reducida", afirma. "Creemos que el efecto beneficioso probablemente se pueda observar en todos los pacientes con un elevado estrés oxidante. Esto pone de manifiesto el potencial de sustancias como los flavonoles en la salud cardiovascular".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS