Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Morales

Rajoy, haciendo gala de una gran descortesía y de politiquería impropias de quien aspira a la presidencia del Gobierno, no ha querido entrevistarse con Evo Morales, presidente electo de Bolivia, cuando ha visitado nuestro país. Seguramente le molestan ciertas circunstancias de ese personaje: es pobre, campesino, cocalero, de izquierdas, amigo de Castro y de Chávez, viste jersey. Poco le importa lo que más debería apreciar: que haya sido elegido democráticamente para gobernar su país.

Si le molesta que sea amigo de Fidel Castro que mire hacia arriba en su propio partido: su presidente honorífico, Fraga Iribarne, es su amigo. A Rajoy le habrá gustado la broma del seudohumorista de la Cope cuando imitó a Zapatero para burlarse de él. Y es que a la Cope le molestan las mismas circunstancias de Morales que a Rajoy. Nunca hubiese cometido ese engaño imitando a Aznar para reírse de Bush, y eso que aquí hay mucho argumento del que echar mano.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 6 de enero de 2006