_
_
_
_
_

El 90% de los bares de Barcelona quiere dejar fumar a sus clientes

Jesús García Bueno

Nueve de cada diez bares, restaurantes y cafeterías de Barcelona de menos de 100 metros cuadrados dejarán fumar a sus clientes. Éstas son, al menos, las estimaciones del Gremio de Restauración de Barcelona con vistas a la entrada en vigor de la Ley de Prevención del Tabaquismo a partir del próximo 1 de enero. El director de calidad del gremio, Josep Maria Torres, explicó ayer que la previsión se basa en que la gran mayoría de los locales asociados ha solicitado distintivos que indican la posibilidad de fumar.

A juicio de Torres, la decisión de los bares y cafeterías -que representan la mayoría de locales pequeños- es provisional, y podría modificarse "en función de cuál es la reacción del cliente". Torres aseguró que el sector de la restauración se siente "inseguro" ante la aplicación de la ley y, sobre todo, teme las fuertes sanciones que prevé la normativa, que pueden alcanzar los 10.000 euros. El director de calidad criticó que, a cuatro días de la aplicación de la Ley Antitabaco, la Administración aún no haya proporcionado los rótulos pertinentes. Y se mostró "preocupado" ante la posibilidad de que el Gobierno catalán refuerce el cerco al tabaco.

Tiempo no recuperable

La patronal catalana Cecot aconsejó ayer a las empresas que no habiliten tiempo de descanso recuperable para los fumadores si esta medida no se aplica a los no fumadores, ya que puede ser interpretada como una discriminación en las relaciones laborales. Ante la puesta en marcha de la nueva ley contra el tabaco, Cecot critica la prohibición de fumar en las empresas porque acarreará unos "gastos inminentes" para las compañías, que se manifestarán en la eventual pérdida de horas que se destinarán a fumar fuera del puesto de trabajo.

"Una vez más, la Administración traslada a los particulares y a las empresas los gastos derivados del cumplimiento de una ley", señala la Cecot. En un comunicado, también apunta que el Ministerio de Sanidad "no ha tenido en consideración, a la hora de redactar la ley, el impacto real de ésta dentro de las empresas". La Cecot ha pedido a los empresarios que no discriminen al fumador en un proceso de selección, ya que no se prohíbe el hecho de fumar, sino hacerlo en los puestos de trabajo.

También ha lamentado que sólo se haya financiado tratamiento de deshabituación del tabaco al personal de la Administración catalana, por considerar que esta acción supone un "agravio comparativo" respecto al resto de trabajadores catalanes.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

En medio de la polémica generada en la opinión pública ante la normativa, Barcelona acogerá a partir de hoy una exposición itinerante, en forma de cigarrillo gigante, para informar sobre los perjuicios del tabaco. La exhibición está organizada por la Fundación Respira, de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica, y se podrá visitar en la plaza de la Universitat hasta el jueves.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Jesús García Bueno
Periodista especializado en información judicial. Ha desarrollado su carrera en la redacción de Barcelona, donde ha cubierto escándalos de corrupción y el procés. Licenciado por la UAB, ha sido profesor universitario. Ha colaborado en el programa 'Salvados' y como investigador en el documental '800 metros' de Netflix, sobre los atentados del 17-A.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_