Un ex delegado del PP en la Zona Franca desvió 4,2 millones a dos socios con los que trabajaba en Miami

Los desmanes y supuestas irregularidades de los ex delegados del PP en la Zona Franca de Cádiz parecen no tener fin. Tres meses después de verse forzado a presentar su dimisión en 2000 por las numerosas denuncias sobre su gestión, Manuel Rodríguez de Castro creó la empresa Iberiana, con sede en Florida (EE.UU), junto con los dos propietarios de Miami Free Zone, a quien había concedido previamente un contrato plagado de irregularidades de 4,2 millones de euros para crear una red informática que nunca existió. Los primeros pagos los firmó Rodríguez de Castro el mismo día o después de cesar en el cargo. Su sucesor, el también popular Miguel Osuna, mantuvo este contrato y autorizó los últimos pagos pese a que tuvo conocimiento del supuesto fraude tras encargar varios informes.

Según informó ayer Diario de Cádiz, la empresa Iberiana fue creada por Manuel Rodríguez de Castro y los empresarios Germán y Camila Leiva -propietarios de Miami Free Zone-. Ambas empresas compartían la misma dirección: 1550 de Madruga Avenue, suite 406, de Coral Gable, una ciudad del Estado de Florida. Así que Miguel Osuna pagó 2,59 millones de euros a la misma dirección donde funcionaba una empresa de Rodríguez de Castro, quien había adjudicado el contrato a sus socios.

Esta nueva revelación pone en entredicho una vez más la actuación de los dos ex delegados populares en el recinto fiscal gaditano. A ambos, el juzgado de instrucción número 4 de Cádiz les juzga tras admitir a trámite la querella criminal que presentaron conjuntamente el pasado mes de agosto la Abogacía General del Estado y la Zona Franca por los contratos millonarios que suscribió este organismo con las empresas Miami Free Zone y Telvent. A Rodríguez de Castro se le acusa de varios delitos de apropiación indebida, malversación de fondos públicos, fraude, prevaricación y exacciones ilegales. La acción penal contra Osuna es por un presunto delito societario. Ambos llegaron al cargo de la mano de la alcaldesa de Cádiz, Teófila Martínez, quien se desmarcó muy recientemente de la gestión de Rodríguez de Castro, pero que sigue defendiendo a Osuna.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS