Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

A. G. Porta reflexiona sobre realidad y ficción en su última novela

'Concierto del No Mundo' fue galardonado con el último Premio de Novela Café Gijón

La quinta novela de A. G. Porta (Barcelona, 1954), Concierto del No Mundo es una reflexión sobre la literatura que parte de un juego en el que se entrelazan realidad y ficción. Un juego construido de manera meticulosa que conviene seguir con atención ya que, como señala su autor, es "una novela de espejos, concreta en sus escenas pero de temática abstracta", en la que las vidas de los personajes se funden con sus propias narraciones. La obra, que publica la editorial Acantilado, fue galardonada el pasado septiembre con el Premio de Novela Café Gijón.

Porta cuenta en este libro la historia de un guionista jubilado que se encierra en la habitación de un hotel para escribir un guión que tiene por protagonista a su amante, una adolescente virtuosa del piano que quiere abandonar su prometedora carrera para dedicarse a la literatura, concretamente, a un relato titulado No MundO. A partir de ese argumento, el escritor hace una reflexión sobre la literatura que, sin llegar a ser un ensayo, pretende analizar el vínculo entre la realidad cotidiana y la ficción. En opinión de Jaume Vallcorba, editor de la obra, Concierto del No Mundo es "un autentico tour de force constructivo" en el que no se sabe si es el guionista o la niña quien narra la historia hasta el final de una novela donde se describen espacios paralelos a lo real. Sobre este concepto de "no mundo", Porta recoge en el libro las diferentes visiones de sus personajes, que se preguntan si lo que hay ante sus ojos se corresponde con el mundo auténtico o es, más bien, una copia que reproduce a la perfección el original.

Porta debutó en la literatura en 1984 con Consejos de un discípulo de Morrison a un fanático de Joyce, que escribió a cuatro manos junto al escritor Roberto Bolaño y que el año próximo reeditará Acantilado con un cuento inédito escrito por ambos. Tras una pausa que duró 10 años, comenzó a trabajar en Concierto del No Mundo, que antes de ver la luz ha reescrito cinco veces hasta dar con la versión definitiva. La novela hace de puente entre el libro que escribió junto a Bolaño y Braudel por Braudel (1999), ya que sirve de enlace entre ambos títulos y comparte algunos de sus personajes. Como explica el autor, el libro se había convertido en una especie de taller al que volvía siempre tras la redacción de las novelas que ha publicado en los últimos años, Braudel por Braudel, El peso del aire (2001) y Singapur (2003).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 4 de diciembre de 2005