Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Kirchner destituye al artífice de la recuperación económica argentina

Roberto Lavagna y otros tres ministros abandonan el Gabinete

El presidente argentino aprovechó ayer una reestructuración de su Gabinete -forzada por el paso de tres ministros a la Cámara de Diputados- para sustituir a su ministro de Economía, Roberto Lavagna, quien ha dirigido la recuperación económica del país desde 2002, antes de que Néstor Kirchner llegara a la jefatura del Estado, en 2003. En su lugar Kirchner nombró a la economista Felisa Miceli, presidenta del Banco Nación y más heterodoxa que su antecesor. Las otras carteras afectadas por los cambios son Exteriores, Defensa y Desarrollo Social.

La caída en desgracia de Lavagna se gestó el pasado martes cuando el todavía ministro censuró los sobreprecios en la construcción de obras públicas, un sector dependiente del Ministerio de Planificación, cuyo responsable es Julio De Vido, muy cercano al presidente. A raíz de estas palabras el miércoles mantuvo una fuerte discusión con Kirchner.

Según el analista Marcelo Bonelli, Lavagna trató en los días siguientes de rebajar el enfrentamiento, pero el presidente ni se puso al teléfono. Ayer, sabiendo su reemplazo, remitió una carta de dimisión. Horas después compareció ante la prensa y fue recibido con aplausos por los periodistas. "Hoy la economía se encuentra en una posición sólida", destacó el artífice de la reestructuración de la deuda externa argentina.

La nueva ministra de Economía, Felisa Miceli, ha realizado gran parte de su carrera vinculada a temas sociales y desde junio de 2003 presidía el Banco Nación, una entidad de capital público que funciona como un banco privado. Desde este puesto tuvo que hacer frente el pasado junio a un escándalo por el robo de varias cajas de seguridad a plena luz del día en la sede central del banco, situado a escasos metros de la Casa Rosada.

Satisfacción sindical

"El nombramiento de Miceli es una grata sorpresa", destacó Claudio Lozano, economista de la Central de Trabajadores, quien añadió que "hay posibilidades de una gestión que recupere la autonomía frente a los sectores más poderosos". Miceli se sitúa al frente de Economía cuando Argentina tiene pendiente una importante negociación con el Fondo Monetario Internacional (FMI) sobre una deuda de 5.000 millones de dólares y la inflación está subiendo por encima de las previsiones y puede situarse a finales de este año por encima del 12%.

Para Defensa, Kirchner también ha recurrido a una mujer, la abogada Nilda Garré, actual embajadora en Venezuela. "Nunca la había escuchado referirse a temas de Defensa", destacó el líder de Recrear (centroderecha), Ricardo López Murphy. La nueva ministra se ha significado en la lucha en defensa de los derechos humanos y se caracteriza por un talante dialogante, muy útil ante el nuevo frente que puede abrirse con la reapertura de procesos referidos a torturas y asesinatos durante la dictadura militar (1976-1983).

En las últimas semanas, Garré había asumido notable protagonismo al salir en defensa del presidente venezolano, Hugo Chávez, en el enfrentamiento que ha mantenido con el mexicano Vicente Fox.

En Exteriores, el hasta ayer número dos del ministerio, Jorge Taiana, sustituirá a Rafael Bielsa, quien abandona el cargo para ocupar un escaño de diputado por la ciudad de Buenos Aires. De Taiana se espera que reactive una política exterior paralizada desde que Bielsa anunciara su candidatura electoral y quedara claro que no iba a continuar al frente del ministerio. Finalmente, Juan Carlos Nadalich reemplazará a Alicia Kirchner, hermana del presidente, al frente de Desarrollo Social. Nadalich era hasta ayer subdirector del Instituto Nacional de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionistas. Se trata de un hombre muy cercano al presidente. La bolsa reaccionó mal a los cambios y bajó cuatro puntos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 29 de noviembre de 2005