El 'Homenaje a Matisse' de Rothko, vendido por 18,6 millones, récord del arte de posguerra

"Ha sido la noche más memorable de mi carrera y será recordada en los anales de la historia del mercado del arte". El veterano Christopher Burge, presidente honorario de Christie's, lo decía el martes visiblemente emocionado tras una subasta sin precedentes celebrada en Nueva York, en la que el cuadro de Mark Rothko Homenaje a Matisse (1954) sentó una nueva marca en la historia del arte contemporáneo al venderse por 22,4 millones de dólares (18,6 millones de euros), la cifra más alta alcanzada por una obra del periodo de la posguerra mundial en una subasta. El precio del rothko -aún muy lejos de los imbatibles 104 millones (85,6 millones de euros) que consiguió Muchacho con pipa, de Picasso, en Sotheby's el pasado año- también marcó un nuevo récord personal para el artista, que había alcanzado su precio más alto el pasado año con la venta de Número 6 (1954) por 17,3 millones de dólares.

Además de Rothko, otros 17 artistas como Lichtenstein y Francis Bacon superaron sus propios precios en una noche que también fue histórica en cuanto a recaudación puesto que, con 157,4 millones de dólares y el 94% de las obras vendidas, sentó una nueva marca en un mercado que, sin duda, atraviesa su mejor momento de los últimos 15 años.

'In the car', de Lichtenstein

El Homenaje a Matisse, de Rothko, un tributo histórico de un gran colorista a otro y considerado una de las grandes obras del siglo XX, fue el protagonista indiscutible de una noche en la que otra obra mítica, In the car (1963), de Roy Lichtenstein, que salía a la venta por primera vez procedente de la colección personal del hijo del artista, consiguió el segundo mejor precio. Los 16,2 millones de dólares que un comprador anónimo decidió pagar por ella dobló con creces el récord anterior del artista, que ostentaba Happy tears (1964), vendido en Christie's en 2002 por 7,1 millones de dólares.

Desde el primer momento quedó claro que la noche había despertado un serio interés entre los coleccionistas puesto que los dos artistas con los que se abrió la subasta, Bill Viola y Kiki Smith, representantes de generaciones más recientes, también batieron sus récords respectivos con las obras Witness (2001) y Sin título (1992). Andy Warhol marcó otro récord para su obra en papel con One dollar bill (1962), que se vendió en 1,2 millones de dólares.

Además, en la velada de Christie's, Study for a Pope I (1961), de Francis Bacon, se vendió por 10 millones de dólares, y Sin título (1977), de Willem de Kooning se subastó en 10,6 millones de dólares.

La lista de artistas que batieron récords la completan Christopher Wool, Gilbert & George, Richard Prince, David Smith, Hans Hofmann, Alice Neel, Walter de Maria, Robert Smithson, Elizabeth Peyton, Robert Indiana, Ed Ruscha, y una obra sobre papel de Rothko.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0009, 09 de noviembre de 2005.

Lo más visto en...

Top 50