EL DEBATE TERRITORIAL

Rajoy: "Los independentistas no pueden decidir las reglas de juego"

Reclama que se aclare si ETA tiene algo que ver con el Estatuto catalán

"Reiteraré hasta la saciedad en todos los foros mi oferta de pacto global con el PSOE para las reformas territoriales porque en ningún país del mundo se cambian las reglas de juego con el voto de partidos independentistas y sin el voto de los partidos mayoritarios", clamó ayer Mariano Rajoy, líder del Partido Popular. Su implorante solicitud pretende que socialistas y populares fijen las "líneas rojas" imprescindibles para que el proyecto de Estatuto catalán cumpla total y escrupulosamente con la Constitución y para que el Gobierno tenga en cuenta a su partido antes de cambiar el modelo de Estado.

Más información
La apuesta de Zapatero por la reforma territorial choca con el desinterés del PP

Rajoy mantiene que "no se puede cambiar el concepto de España por decisión del presidente del Gobierno, que lleva a rastras a su partido, y con grupos que piden abiertamente la independencia como ideario político". La convicción de Rajoy de que muchos dirigentes socialistas y "la mayoría de sus votantes" rechazan el nuevo Estatuto le llevó ayer a anunciar al comité ejecutivo nacional del PP que "no va a parar" de reclamar un pacto global con el PSOE para "constitucionalizar" el proyecto catalán.

Según Rajoy, con partidos como ERC o IU, "se pueden cambiar los impuestos o paralizar el Plan Hidrológico, pero no cambiar las reglas de juego, no se puede cambiar el modelo de Estado", y el Estatuto catalán, según él, lo hace. El líder del PP insistió en que el Gobierno no debería sustituir "un pacto constitucional que englobaba a más del 80% de españoles por el acuerdo con algunos partidos nacionalistas", que tienen un programa "radicalmente distinto a lo que establece la Constitución".

A Rajoy le preguntaron si comparte con Jaime Mayor que tras el Estatuto catalán vendrá una tregua de ETA. Mayor aseguró el viernes que "ahora veremos al Gobierno de España negociar con ETA" pues, según él, el plan Ibarretxe es producto del Pacto de Estella y el nuevo Estatuto del Pacto de Perpiñán. Rajoy contestó: "Es arriesgado hacer afirmaciones que no tengo probadas". Aseguró que hay muchos rumores de tregua y que "sería necesario y deseable que el presidente lo aclarara". Esa "aclaración" se refiere a saber "qué se está hablando con Batasuna; qué es eso de dos mesas, una para hablar de la paz y otra para negociar el Estatuto". Ahí preguntó: "¿Qué Estatuto?". No se contestó.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS