Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alonso Cueto gana el Premio Herralde con 'La hora azul'

El escritor peruano Alonso Cueto (Lima, 1954) obtuvo ayer el Premio Herralde de Novela por La hora azul, obra inspirada en la historia real de un torturador castrense que luchó entre 1980 y 1992 contra Sendero Luminoso, la banda terrorista liderada por Abimael Guzmán que asoló Perú durante décadas. El novelista presentó el manuscrito, bajo el seudónimo de Santiago Alomar, con el título provisional de A la espera del momento. El jurado del premio, convocado por la editorial Anagrama y dotado con 18.000 euros, estaba compuesto por Salvador Clotas, Esther Tusquets, Enrique Vila-Matas, Juan Cueto y Jorge Herralde. Sus miembros eligieron la obra ganadora por unanimidad.

De las 242 novelas presentadas a concurso -con una amplia presencia de autores latinoamericanos-, sólo tres pasaron a la terna decisiva. La hora azul se impuso a El huésped, de la mexicana Guadalupe Nettel, y a Egipto, de Manuel Pérez Subirana, que quedó como finalista. Alonso Cueto recibió la noticia del premio en Perú, donde ultima la escritura de una obra sobre violencia escolar. En una conversación telefónica mantenida con este diario, el escritor dijo sentirse "muy honrado y emocionado" por el galardón. Cueto es autor de una docena de libros. La editorial Anagrama publicó recientemente su novela Grandes miradas, centrada en el régimen corrupto de Fujimori y Vladimiro Montesinos.

Hijo de un torturador

La hora azul también bebe del devenir reciente de Perú. Su protagonista es el abogado Adrián Ormache, próspero burgués que un día descubre que su padre, oficial de la Marina, no era el héroe que creía. Tras su fallecimiento, Ormache conoce la verdadera historia de su progenitor, un hombre sin escrúpulos que estuvo al frente de un cuartel entre 1980 y 1992, la época más cruenta de la guerra contra Sendero Luminoso.

En una ocasión, el capitoste perdonó la vida a una de las prisioneras que custodiaba, sometidas a terribles torturas. El protagonista tratará de encontrarla y conocerá así una realidad insospechada. "Esta novela es una crónica del descubrimiento del dolor y del ingreso al reino de la maldad. Se adentra en esas historias ocultas que callan todavía muchas familias. Es un cuento de hadas, pero al revés", asegura el autor. "La violencia y la injusticia son características esenciales de la vida colectiva peruana. Lo que es un infierno para muchos, se convierte en un paraíso para el escritor, porque tiene material de sobra para inspirarse. La novela es una forma de arte ideal para luchar contra el olvido y para devolvernos la verdad".

Por su parte, Egipto, segunda novela de Manuel Pérez Subirana (Barcelona, 1971), narra el desengaño vital de un tipo mediocre que intenta cambiar de rumbo. "Es una decisión que toma al sentirse muerto por dentro", dice su autor.

La obra ganadora y la finalista se publicarán en Anagrama "en dos o tres semanas", anunció Herralde, mientras que El huésped se editará el próximo mes de enero.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 8 de noviembre de 2005