Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA REFORMA DEL ESTATUTO CATALÁN

Rajoy no negociará "enmiendas remiendo" sin un acuerdo global

El líder del PP cree que Zapatero pactará "las rebajas" fuera del Congreso

"No prestaremos nuestro acuerdo a ningún remiendo". Esta frase, pronunciada por Mariano Rajoy en el debate del miércoles sobre la admisión a trámite del Estatuto catalán, implica que el PP no negociará con el PSOE enmiendas parciales al proyecto ("enmiendas remiendo", según su definición) si no hay un acuerdo global previo. Rajoy opina que el presidente José Luis Rodríguez Zapatero pactará con sus socios "las rebajas al Estatuto al margen del Parlamento" y llevará a la Comisión Constitucional un "texto maquillado".

Mariano Rajoy reunió ayer en su despacho del Congreso a los dirigentes del PP que forman parte de los maitines para analizar el resultado del debate sobre la admisión a trámite del Estatuto catalán y para preparar la estrategia que seguirá su partido. Análisis y estrategia serán trasladados hoy y mañana a los parlamentarios del PP (del Congreso, Senado y Parlamentos autónomos) en una reunión en Barcelona y, el próximo lunes, al Comité Ejecutivo Nacional del partido.

La primera conclusión de la cúpula del PP es que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, sacará adelante el Estatuto catalán con el respaldo de sus socios y, eventualmente, también de CiU. Será con ellos con quienes pacte las enmiendas, pero "no lo hará con luz y taquígrafos" en la Comisión Constitucional del Congreso, sino en "reuniones secretas en las que se acordarán hasta las discrepancias que conviene hacer públicas".

Con esa premisa, tiene "poco sentido que el PP presente una o mil enmiendas". Aún así, las presentará. Lo más probable es que se trate de enmiendas de supresión, aunque Josep Piqué, líder del PP catalán, sugirió ayer públicamente que también podrían presentarse lo que él denominó "enmiendas madre". Se trata de una suerte de enmiendas a la totalidad de los principales capítulos del Estatuto que el PP considera "inconstitucionales y muy perjudiciales para Cataluña y España", como la financiación autonómica, la Seguridad Social o los artículos que afectan a la unidad de mercado.

Según fuentes de la dirección del PP, Rajoy anunciará el sábado, en la clausura de la Interparlamentaria del PP, "si las enmiendas serán madre o hija", pero recalcará que "eso es lo de menos". Subrayará que lo relevante es que "no está dispuesto a servir de coartada en este fraude ni a legitimar la ilegalidad" que, a su juicio, supone el Estatuto. Es decir, que el PP no aceptará negociar ninguna enmienda parcial del PSOE sin un acuerdo previo para fijar "de verdad las líneas rojas de la inconstitucionalidad del Estatuto". Eso, según la dirección del PP, no lo hizo Zapatero en el debate del miércoles.

A partir de ahí, el líder de los populares encargará a sus parlamentarios que, en sus circunscripciones, busquen la complicidad con "los dirigentes del PSOE tradicional", y que, en sus manifestaciones públicas, dirijan sus mensajes a "los votantes socialistas que rechazan los desvaríos nacionalistas del presidente Zapatero".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 4 de noviembre de 2005