LOS PROBLEMAS DE LOS INMIGRANTES

España acuerda con Marruecos la readmisión inmediata de los inmigrantes que saltan la valla

Los subsaharianos que lograron entrar ayer en Melilla pueden ser devueltos hoy mismo

El ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, anunció ayer en el Congreso la puesta en marcha de "medidas excepcionales de repatriación" de inmigrantes desde Ceuta y Melilla, dentro de un conjunto de medidas acordadas con Marruecos para combatir la emigración ilegal. Tras reunirse con los presidentes de las dos ciudades, ambos del PP, la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, ratificó este acuerdo y anunció que probablemente hoy mismo se producirán las primeras devoluciones de subsaharianos a Marruecos, con carácter excepcional.

Más información

En 1992, el Gobierno de Felipe González firmó un convenio con Marruecos por el que este país se comprometía a readmitir a los inmigrantes que entrasen ilegalmente en España procedentes de su territorio. En la práctica, este convenio sólo se ha aplicado a los ciudadanos marroquíes, pero no a los de terceros países, ya que habitualmente España no puede demostrar que proceden de Marruecos, aunque resulte obvio. Durante los 13 años de vigencia del acuerdo, Marruecos sólo ha readmitido a 114 inmigrantes de terceros países. Entre 1999 y 2003, bajo el mandato de José María Aznar, las autoridades de Rabat no admitieron a ninguno.

El ministro de Asuntos Exteriores anunció ayer en el Congreso la reactivación de este convenio y, mientras tanto, la aplicación de medidas excepcionales de repatriación, "con carácter inmediato". Fuentes de su departamento explicaron que probablemente hoy mismo se devuelvan a Marruecos los casi 70 subsaharianos que ayer lograron cruzar la frontera de Melilla.

Moratinos hizo este anuncio durante la sesión de control al Gobierno del pleno del Congreso, en la que se debatió ampliamente sobre los recientes asaltos a la valla que rodea las dos ciudades norteafricanas. El titular de Exteriores contestó una interpelación de la diputada de Izquierda Verde Isaura Navarro, después de que su colega de Interior, José Antonio Alonso, respondiese a otra del diputado del PP por Ceuta, Francisco González.

Decálogo de medidas

El jefe de la diplomacia española defendió la actuación de Marruecos cuya Gendarmería, según explicó, ha detenido en septiembre a 2.317 inmigrantes clandestinos (367 marroquíes) junto a la frontera de Melilla. En la provincia de Nador, contigua a dicha ciudad, se han producido 7.397 detenciones desde enero; mientras en la de Tetuán, vecina de Ceuta, los detenidos han sido 2.300 (1.500 marroquíes).

El ministro se mostró de acuerdo con la diputada Navarro en que el problema no es el supuesto efecto llamada de la regularización de inmigrantes, sino la "llamada contra el hambre y la miseria que el continente africano nos está haciendo".

A continuación, desgranó un decálogo de medidas, acordadas con el Gobierno de Marruecos, para combatir el problema de la inmigración ilegal.

- Reunión del ministro de Asuntos Exteriores y de su homólogo marroquí, Mohamed Benaissa, con el comisario de Justicia e Interior de la Comisión Europea, Franco Frattini.

- Reunión de representantes de España y Marruecos con el director general de la Organización Internacional de Migraciones (OIM), a la que España se incorporará en noviembre.

- Puesta en marcha de un Acuerdo de Cooperación Transfronteriza.

- Medidas especiales sobre inmigración que se presentarán en la Cumbre Euromediterránea de Barcelona del 27 y 28 de noviembre y convocatoria de una conferencia internacional sobre flujos migratorios.

- Plan de cooperación con los países del Sahel (África Subsahariana): Mauritania, Senegal, Malí, Gambia, Guinea Bisau, Burquina Faso, Níger y Chad.

- Medidas excepcionales de repatriación.

- Refuerzo de las medidas de vigilancia policial.

- Creación de una comisión interministerial.

- Completar la red de acuerdos de control de flujos migratorios con los principales países emisores.

- Refuerzo de los medios materiales y humanos para una gestión adecuada de flujos migratorios.

Antes que Moratinos, el titular de Interior, José Antonio Alonso, respondió al diputado del PP Francisco González, quien acusó al Gobierno de pasividad ante este problema.

Alonso aseguró que las cifras demuestran que ha mejorado la situación: se ha producido un 28% más de devoluciones que en el mismo periodo del año pasado y un 66,3% más de retornos de inmigrantes. Además, dijo, en 2003 en Ceuta había 587 guardias civiles y hoy hay 787; mientras que la cifra de policías nacionales ha pasado de 295 a 316.

Respecto a Melilla, explicó que se ha pasado de 591 guardias civiles y 292 policías nacionales a 841 y 331, respectivamente.

Alonso explicó que se han "dado las órdenes precisas" para que se inicie "la implantación de un nuevo diseño del perímetro exterior del vallado, que no constituye una tercera valla, como se ha dicho", puntualizó, "sino una nueva definición del sistema de vallado que permita más seguridad para los inmigrantes y más eficacia" para impedirles el paso.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0005, 05 de octubre de 2005.

Lo más visto en...

Top 50