Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Agredido el alcalde de Les Coves de Vinromà en medio de la polémica de un vertedero tóxico

El alcalde de Les Coves de Vinromà (Baix Maestrat), Miguel Zaragozá (PP) fue agredido, en la tarde-noche del lunes, al finalizar el pleno en el que se aprobó la instalación de un vertedero de residuos tóxicos en el término. Tras la denuncia interpuesta por el primer edil, la Guardia Civil tomó declaración a un vecino de Torreblanca, localidad colindante a Les Coves, que, en la plaza del Ayuntamiento, cogió a Zaragozá por el cuello y trató de asestarle un puñetazo.

La agresión provocó ayer la condena de todos los grupos políticos. El presidente de la Generalitat, Francisco Camps, la calificó de "deleznable", mientras que el vicepresidente del Consell, Víctor Campos, lamentó los hechos y dijo que "son de una gravedad tremenda y ponen de manifiesto la intransigencia, radicalidad y la falta de diálogo y talante y de asumir las reglas del juego democrático". El presidente del PP provincial, Carlos Fabra, fue más lejos y aseguró que la acción fue "un tema orquestado por el PSPV y el Bloc" porque "fletaron autobuses" y entre los asistentes al pleno había una "lista interminable" de cargos socialistas y del Bloc.

Estas declaraciones provocaron la respuesta del PSPV en boca de su secretario de Organización, Vicent Sarrià, quien aseguró que "ningún cargo ni militante socialista participó en ningún tipo de agresión contra el alcalde de Les Coves de Vinromà. "Ni ahora ni nunca los socialistas justificaremos o aprobaremos cualquier tipo de agresión o acto de violencia que padezca un cargo público o cualquier ciudadano", indicó y acusó al PP de "intentar manipular a los ciudadanos". El portavoz del grupo socialista en la Diputación, Enrique Navarro, condenó "rotundamente" la agresión "sea quien sea el supuesto agresor" y acusó al PP de provocar "este nivel de crispación" por no llegar a un consenso sobre el vertedero.

El alcalde de Torreblanca, Josep Maria Pañella (Bloc), condenó "sin paliativos" la agresión a Zaragozá y aseguró que no fue el único acto violento que se vivió tras el pleno ya que, al parecer, hubo otra agresión, en este caso, a un vecino que se manifestó contrario al vertedero. Además, Pañella lamentó que el PP aprovechara la agresión para "tapar la base del problema y su intención de convertir el interior de la provincia de Castellón en un water, mientras en la costa se levantan urbanizaciones". Añadió que ningún argumento justifica la utilización de la violencia pese a que calificó la actitud del alcalde de Les Coves de "imprudente" debido a que fue él mismo el que, después del pleno, se dirigió hacia los vecinos que estaban concentrados en la plaza.

La instalación del vertedero ha provocado la oposición de un buen número de vecinos que se han constituido en plataforma. El portavoz del colectivo condenó la agresión y aseguró: "Nos defenderemos con palabras y papeles".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 14 de septiembre de 2005