_
_
_
_
Perfil | Patricia Abril

Una mujer "fast food"

No rechaza un buen plato de pasta y de vez en cuando se mete entre pecho y espalda una buena fabada. Pero, desde hace siete años, su trabajo se ha centrado en diseñar estrategias y organizar equipos para aumentar las ventas de la comida rápida, fast food, en Burger King. Directora general del grupo para España y Portugal desde enero de 2005, en los últimos días presentó su dimisión en el cargo para ocupar el puesto de directora general de McDonald's España, líder en el sector y principal grupo de la competencia adonde se ha ido cargada de sus experiencias y presumiblemente también con algunos de los secretos y estrategias de su anterior empresa.

Madrileña de 37 años, Patricia Abril es licenciada en Ciencias Económicas, Empresariales y Derecho por la Universidad Pontificia de Comillas y prácticamente ha desarrollado su carrera profesional en el sector del marketing de productos de gran consumo en empresas como Kodak, Lever, Colgate-Palmolive y Gillette España. En 1998 desembarcó en el grupo Burger King donde desempeñó diferentes puestos de responsabilidad en el área del marketing para los países del sur de Europa. En enero de 2004 fue designada directora general del grupo en Holanda para impulsar su desarrollo de la empresa en ese país. Sin embargo, fue casi un viaje de ida y vuelta porque en enero de este mismo año, ante la destitución del director general en España, Sergio Rivas, fue designada como la nueva directora general de Burger King, puesto en el que solamente ha permanecido menos de medio año.

Sus anteriores responsables en el grupo Burger King confesaron en su día que apostaban por Patricia para cargos de responsabilidad en el grupo por su gran personalidad para dirigir equipos, por su habilidad para vender una imagen de marca internacionalmente y su capacidad de coordinación y para desarrollar políticas de expansión.

Casada y con dos hijos de corta edad, además de dedicar al trabajo de nueve de la mañana a nueve de la noche, le gusta leer, sobre todo, novela histórica, el cine, el golf y la familia, a la que reconoce debería dedicar más tiempo. Es una mujer intuitiva, le gusta trabajar codo a codo con personas a quien poder contagiar sus objetivos y odia el teletrabajo. No tiene miedo a tomar decisiones e incluso a cometer errores controlados si de ello se aprende, en lugar de quedarse parada. Es partidaria de marcarse prioridades, le gusta el trabajo bien hecho, los buenos resultados, pero siempre dentro de la legalidad.

SCIAMMARELLA

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_