LA LUCHA CONTRA LOS INCENDIOS

El PSOE acusa a un diputado del PP de beneficiarse con subvenciones por un incendio

El Pleno del Congreso vivió ayer un momento de tensión cuando el portavoz socialista, Julio Villarrubia, acusó a un parlamentario popular, del que no dio el nombre, de haberse beneficiado de ayudas destinadas a paliar los efectos de un incendio forestal en Cebreros (Ávila), siendo ministro del Interior, dijo, el hoy secretario general del PP, Ángel Acebes.

La secuencia se abrió durante la réplica del diputado socialista al portavoz del PP, Eduardo Zaplana, y en un momento dado afirmó: "Señor Acebes, usted era ministro del Interior cuando ocurrió una desgracia en Ávila, en Cebreros; no vamos a hablar de dónde fue el dinero de las subvenciones, que afectaba a algún diputado del Partido Popular, a alguna urbanización. No vamos a hablar de eso".

Más información

"No fue para los damnificados", siguió Villarrubia, pero para entonces ya se había formado un considerable alboroto en los escaños del PP, desde donde se oyeron voces de: "¡Dilo, dilo!" y "¡habla, habla!". El ambiente cobró tono de bronca con gritos de "¡dilo!, ¡dilo!" y el socialista prosiguió: "Lo voy a decir. Si me dejan de insultar, lo voy a decir. Y les voy a decir algo más de mi tierra, de Castilla y León". Se recrudecieron los gritos y Villarrubia continuó: "Les voy a decir algo más, si me permiten. Usted, señor Acebes, que era ministro del Interior, sabrá que en Cebreros hubo un grave incendio, también con víctima mortal, y usted no apareció por allí. Sí es cierto que hubo unas ayudas que el propio Tribunal de Cuentas ha declarado irregulares, que fueron a favorecer no al conjunto de las víctimas, sino a una urbanización de lujo de la que parece ser que formaba parte como propietario, según está en las hemerotecas, un parlamentario del PP".

Un nombre en el aire

Más tarde, el portavoz del PP, Eduardo Zaplana, pidió intervenir porque "se ha dejado el nombre de un parlamentario en el aire" y quería que se diese su nombre para "tomar las medidas oportunas". El presidente de la Cámara, Manuel Marín, resolvió que constase en el acta la petición.

Villarrubia lanzó luego una acusación contra el comportamiento de la Junta de Castilla y León en un incendio "en la provincia de León, en Valdesamario, en el que hubo tres muertos, ya en el año 1995". Según el diputado, la Junta desestimó "las reclamaciones de responsabilidad patrimonial, luchando durante años para que los perjudicados no cobraran la indemnización. Ha tenido que haber sentencia del Tribunal Superior de Justicia en el año 2003, recurrida en casación e inadmitido el recurso por la Junta de Castilla y León, que ha sido condenada por responsabilidad patrimonial al pago de 20 millones por cada uno de los fallecidos de entonces, 20 millones de las antiguas pesetas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 28 de julio de 2005.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50