El PP apoya una moción en Mallorca que respalda el diálogo con ETA

El Consell Insular aprobó una declaración institucional sobre el fin del terrorismo

El PP en Mallorca expresó ayer de manera formal y pública su disposición a apoyar el diálogo con ETA, siempre y cuando la organización terrorista abandone definitivamente la violencia. El partido de Mariano Rajoy, que en Baleares lidera Jaume Matas, suscribió en Palma una moción que "apoya los procesos de diálogo entre los poderes del Estado y los que abandonen la violencia definitivamente".

Así quedó expresado en un acuerdo del Consell de Mallorca (institución similar a las diputaciones provinciales), que supone un pronunciamiento institucional bajo el título "Gobierno de Mallorca". El punto principal de la declaración que alude al diálogo indica que "la ciudadanía de Mallorca exige que ETA se disuelva y deje las armas" y agrega: "La tarea política ha de contribuir al final de la violencia, reafirmando que si se producen las condiciones adecuadas para un final dialogado de la misma, fundamentadas en la voluntad de ponerle fin, el Consell Insular de Mallorca apoya los procesos de diálogo entre los poderes competentes del Estado y los que abandonen la violencia definitivamente".

El portavoz del PP, el diputado Fernando Rubio, en su alocución en el plenario efectuó una condena explícita de "la banda criminal y asesina de ETA que tanto ha dañado a la sociedad a lo largo de treinta años". La presidenta del Consell Insular, Maria Antonia Munar, se refirió a la convivencia pacífica de las culturas diferentes.

La posición del PP, motivada por los atentados del 7-J en Londres, queda reflejada de manera territorial pero está contenida en el marco de un acuerdo institucional negociado de manera multilateral en los últimos cinco días en un organismo político, en el que el partido tiene una posición dominante. La declaración negociada con todos los partidos se aprobó de manera unánime, en el Consell. El PP, es el partido con mayoría relativa en esta organización insular de la autonomía (16 consejeros), en la que ha cedido todo el poder del Gobierno a Unió Mallorquina (UM), la minoría que tiene tres de los 33 consejeros. La moción de condena del terrorismo fue respaldada además por el PSOE, Partit Socialista de Mallorca, UM, Izquierda Unida-Els Verds.

El PP presentó primeramente una moción contra el terrorismo nacional e internacional y, de manera inicial, intentó que el Consell exigiera instar al Gobierno español a no mantener ninguna negociación con los terroristas mientras no abandonasen las armas y a promover la ilegalización del Partido Comunista de las Tierras Vascas.

Los grupos de la oposición del Consell, la izquierda, los nacionalistas y verdes, elaboraron una propuesta alternativa que contenía la exigencia del diálogo y el abandono de las armas, y contenía una expresión de solidaridad de la institución con las víctimas del terrorismo. Andreu Crespí, portavoz del PSOE, reconoció que una densa negociación multilateral hizo posible la aprobación del texto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0025, 25 de julio de 2005.

Lo más visto en...

Top 50