EL 'CASO LEGANÉS'

"Un efecto colateral de la sedación puede ser acelerar la muerte"

La esperanza de vida previsible de los 13 pacientes de Leganés estudiados por los forenses de la Fiscalía de Madrid era "inferior, posiblemente, a siete días". Por lo tanto, "no se puede cuantificar el posible acortamiento de la vida debido a la administración de la sedación". Los expertos matizan, sin embargo, que faltan datos "que puedan explicar con más rigor científico" el efecto de la medicación.

Otras conclusiones y definiciones del trabajo se exponen a continuación.

- Sedación terminal. Es "la que pueden necesitar algunos pacientes en la fase de agonía para aliviar el sufrimiento". "Existen varios grados, desde la leve hasta la que produce inconsciencia. El objetivo nunca es acabar con la vida del paciente".

- Doble efecto. "Es posible que como efecto colateral de la medicación sedante, la muerte se acelere, pero ello es difícil de asegurara la esperanza de vida sumamente corta de las personas afectadas". El tiempo medio de supervivencia tras la aplicación de la sedación ha sido en los 13 casos de 8 horas 32 minutos.

- Indicación. La sedación está indicada para aliviar "dolor, disnea [ahogos], delirio, sangrado masivo y sufrimiento psicológico".

- Dosis. "Conviene tener en cuenta que las dosis que se pueden emplear en los cuadros terminales son siempre orientativas, pudiendo haber una gran diferencia de dosis entre pacientes". "Cualquiera de los tres fármacos que más han sido utilizados -midazolam, morfina y clorazepato [dormicum]- necesitan administrarse en dosis mayores en caso de que previamente a la sedación terminal ya se vinieran empleando" para aliviar los síntomas del paciente. Entre las distintas opciones, "la Clínica [Unidad] del Dolor [del hospital] recomienda el uso de tranxilium". Los forenses no rechazan la combinación de tranxilium (midazolam) y dormicum (clorazepato).

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS