El Gobierno israelí anuncia una ofensiva militar contra Hamás en Gaza

Israel lanzará una ofensiva "mesurada" en Gaza contra la organización fundamentalista Hamás. La operación militar fue anunciada ayer por el ministro de Defensa, Saul Mofaz, después de que la milicia integrista lanzara 65 misiles artesanales sobre posiciones israelíes en venganza por la muerte de un activista de Hamás. La escalada de violencia en la que se hallan inmersos israelíes y palestinos amenaza con poner fin a la tregua que los radicales iniciaron hace tres meses.

"Utilizaremos todos los medios necesarios para poner fin a los ataques de los palestinos", aseguró Mofaz al finalizar una reunión del Gobierno en la que se analizó la situación de tensión creada en las últimas horas en la franja de Gaza, como consecuencia de los enfrentamientos entre milicias radicales y el Ejercito israelí.

Mofaz precisó a la prensa que estas operaciones bélicas serían "mesuradas" y que tratarían de evitar por todos los medios una nueva "espiral de la violencia". Con estas declaraciones, el responsable de Defensa rechazaba las peticiones de los sectores radicales del Ejecutivo, que propugnan la "reocupación" militar de la zona norte de Gaza o la puesta en marcha de una operación de castigo.

Los propósitos bélicos del Ejecutivo de Ariel Sharon son vistos con preocupación por el Gobierno palestino de Mahmud Abbas, que ha reclamado la ayuda de la comunidad internacional, especialmente de EE UU, para reconducir la situación, evitar provocaciones y asegurar la continuidad de una tregua que se inició en febrero y que constituye el más largo periodo de paz desde que se inició la Intifada en septiembre de 2000.

En un intento por apaciguar la situación en Gaza, se reunieron ayer en Jerusalén el negociador palestino Saeb Erekat y el consejero del Gobierno israelí Dov Weisglass. Coincidieron ambos en que la mejor forma para afianzar la tregua es cumplir los acuerdos de Sharm el Sheij, que israelíes y palestinos firmaron en febrero, y que se encuentran bloqueados por la decisión de Sharon de detener la liberación de los presos palestinos y por el rechazo a devolver el control de varias ciudades de Cisjordania a la Autoridad Palestina.

La crispación de Hamás podría aumentar tras la decisión de los tribunales palestinos de invalidar los resultados de las elecciones municipales en las localidades de Rafah y Beit Lahia, en la franja de Gaza, donde los fundamentalistas derrotaron a Al Fatah. Los jueces han ordenado repetir en un plazo de diez días las votaciones de al menos 56 colegios electorales, por considerar que en estas circunscripciones se cometieron el 5 de mayo importantes irregularidades.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción