Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La planta de basuras de Necso en Torrevieja no tiene licencia del Ayuntamiento ni de la Generalitat

La empresa que explota el servicio de basuras en Torrevieja, la UTE Necso-La Generala, mantiene activo un vertedero y planta de transferencias de residuos desde el pasado mes de octubre sin contar con las preceptivas autorizaciones del Ayuntamiento ni de la Consejería de Territorio y Vivienda. La denuncia sobre la supuesta ilegalidad de la instalación, ubicada en la Finca Casa Grande -en la carretera entre Torrevieja y Los Montesinos- fue presentada por el grupo municipal de Los Verdes a la Consejería de Territorio y Vivienda. El pasado 22 de abril una resolución de la Secretaría Autonómica de Medio Ambiente certificó la denuncia del partido político: "Según informe del área de Residuos de esta consejería, no existe autorizada ni registrada ninguna operación de gestión de residuos no peligrosos en el emplazamiento señalado, ni tampoco se halla en trámite ninguna solicitud al respecto, por lo que se inician actuaciones por esta unidad administrativa", recoge textualmente la resolución.

Los Verdes destacan que a la ilegalidad de la planta se suma la "pasividad y trato de favor" que la firma Necso está recibiendo por parte del alcalde, Pedro Ángel Hernández Mateo, del PP. El portavoz de Los Verdes, José Manuel Dolón, mantiene que el alcalde "consintió a Necso la explotación durante varios años -cuando esta mercantil se encargaba del servicio en unión con Unisa- de un vertedero y una planta de transferencias de basuras totalmente ilegales en la partida de La Hoya".

Los Verdes resaltan el proceso de adjudicación de la nueva contrata en mayo de 2004 a Necso-La Generala por 30 millones de euros: "La adjudicación de este millonario servicio, que se aprobó pese a contar con todos los informes técnicos y jurídicos del Ayuntamiento en contra, permite ahora que Necso explote sus actuales instalaciones -las de la Finca Casa Grande- de manera ilegal", explica Dolón.

Dolón asegura que el partido ha trasladado los hechos a la Fiscalía de Alicante y al Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) para que inicien una investigación por un supuesto delito contra el medio ambiente. El edil subraya que se ha dirigido al Ayuntamiento para que paralice la actividad de la planta e instalaciones ilegales, "pero el alcalde mira para otro lado".

Este periódico intentó ayer sin éxito conocer la opinión del equipo de gobierno, en manos del PP con mayoría absoluta, acerca de la ilegal actividad de la planta de basuras.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 14 de mayo de 2005