LA RIQUEZA DEL PASADO | Mañana, el tomo XVIII de la Historia Universal de EL PAÍS

La repercusión en África de las dos guerras mundiales

El tomo XVIII recuerda las consecuencias que tuvo en África, un continente casi por entero sujeto al colonialismo de las potencias europeas, la Primera Guerra Mundial. Al estallar las hostilidades, las metrópolis intensificaron la explotación de los recursos humanos y económicos. A partir de 1915, los franceses realizaron reclutamientos sistemáticos en sus territorios africanos. Los alemanes no pudieron hacerlo porque las zonas que controlaban se encontraban militarmente bloqueadas.Británicos y belgas utilizaron soldados africanos para las necesidades locales de las colonias. Algo parecido ocurrió durante la II Guerra Mundial, sobre todo en lo que se refiere a la explotación de materias primas estratégicas. El país que más soldados aportó fue África del Sur (300.000, de los que 114.000 eran nativos).

Bélgica había conseguido en la Conferencia de Berlín (1884-1885) que el Congo fuera una posesión propia. En 1893, una expedición encontró cobre en la zona de Katanga. Esto hizo que el Parlamento belga se anexionara el territorio a principios del siglo XX, con lo que fundó un imperio colonial de extensión muy superior al de la metrópoli. La crisis de 1929 se hizo sentir en el Congo, provocando la caída en picado de sus exportaciones, lo que, además de los efectos económicos negativos, provocó grandes tensiones entre la población nativa. Para superar la crisis se optó por el sistema de monopolio que conllevaba la coacción de la población.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 06 de mayo de 2005.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterMÁSTER MÁS DEMANDADO

Lo más visto en...

Top 50