Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los transexuales podrán cambiar el DNI y los datos del registro sin tener que operarse

Los transexuales no tendrán que someterse a la cirugía de reasignación genital para cambiar el sexo y el nombre que figuran en los documentos oficiales como el DNI o la inscripción en el Registro Civil, según la Ley de Identidad de Género que prepara el Gobierno. En cambio, sí tendrán que demostrar para ello que llevan un periodo viviendo con el sexo que sienten como suyo, según ha explicado la portavoz del Área Transexual del PSOE, Carla Antonelli.

La eliminación del requisito de pasar por el quirófano era una petición de los colectivos para que no quedaran fuera de los futuros cambios legislativos aquellos transexuales que, por problemas de salud o por propia voluntad, no pueden someterse a las dolorosas y costosas operaciones de cambio de sexo. En el caso de los transexuales masculinos (los que pasan de mujer a hombre) el resultado de la reconstrucción genital es además bastante imperfecto.

"El Gobierno está cumpliendo sus plazos", afirmó Carla Antonelli. "En junio, cuando nos reunimos con el ministro de Justicia, Juan Fernando López Aguilar, éste nos anunció las leyes contra la violencia de género, de modificación del divorcio, de matrimonio homosexual y ésta, y lo están cumpliendo", añadió. Antonelli calcula que la ley estará lista este año.

Este modelo de regulación que se proponen acometer los socialistas en España es similar al que ha anunciado Reino Unido. En cambio, en Alemania y Suecia se exige la cirugía para que el cambio conste en la documentación oficial.

Financiación pública

Si se cumple lo prometido en el programa electoral del PSOE, la futura ley, que anunció el jueves la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, deberá incluir la financiación pública del tratamiento de reasignación de sexo. "Nos comprometemos a garantizar la regulación de la transexualidad para garantizar la rectificación registral del sexo. El diagnóstico de la transexualidad y el tratamiento quirúrgico y médico se incorporará al catálogo de prestaciones del Sistema Nacional de Salud", dice el programa que los socialistas presentaron en los comicios del año pasado.

En España existen unos 8.000 transexuales, según cálculos de la asociación Transexualia. Actualmente sólo dos comunidades, Andalucía y Extremadura sufragan el proceso, que se realiza sólo en el hospital Carlos Haya de Málaga. El tratamiento cuesta entre 12.000 y 24.000 euros (es más barato el cambio de hombre a mujer que a la inversa).

El Parlamento de Castilla y León aprobó en marzo por unanimidad una moción para que esa comunidad también prestara el servicio, pero su consejero de Sanidad, César Antón, descartó que fuera a hacer caso de ese acuerdo alcanzado en el parlamento regional.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 2 de mayo de 2005