Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El rehén estadounidense en Irak pide a su Gobierno que negocie con sus captores

Dubai / Bagdad

El empresario estadounidense secuestrado en Irak ha pedido al Gobierno de EE UU que negocie con sus captores a través de un vídeo difundido ayer por Al Yazira. El vídeo muestra a Jeffrey Ake, que fue secuestrado cerca de Bagdad el lunes, sosteniendo su pasaporte mientras es apuntado por hombres armados y encapuchados. Al Yazira asegura que Ake -que trabaja para una compañía embotelladora con sede en Indiana- pide a la "Administración estadounidense que abra un diálogo con la resistencia iraquí para salvar su vida". También pide la retirada de las tropas estadounidenses.

En Washington, el portavoz de la Casa Blanca, Scott McClellan, respondió con un no rotundo cuando fue preguntado sobre la posibilidad de que el Gobierno abriese un diálogo con los insurgentes iraquíes. "Nuestra posición en este terreno es muy conocida. Obviamente éste es un asunto muy delicado y es una prioridad muy importante para nosotros", señaló.

También ayer fueron convocadas en Francia numerosas manifestaciones de apoyo a la periodista francesa Florence Aubenas, del diario Libération, y su intérprete, Husein Hanun, que cumplirán el viernes 100 días de secuestro en Irak. "Florence Aubenas y Husein Hanun, 100 días de cautiverio" es el texto de un anuncio que podrá escucharse y verse el viernes en todos los medios de comunicación de Francia, mientras que la organización por la libertad de prensa Reporteros sin Fronteras (RSF) tirará 100 cohetes en París.

En Rumania también crece la inquietud por la suerte de tres periodistas secuestrados desde el 28 de marzo -Marie Jeanne Ion y Sorin Miscoci, de la cadena Prima TV, y Eduard Ohanesian, del diario Romania Libera, además de su guía Mohamed Munaf-. El presidente rumano, Traian Basescu, reconoció ayer que sus servicios secretos están en contacto con los secuestradores.

En Irak continuó ayer la violencia. Nueve policías murieron en Kirkuk cuando estalló una bomba colocada junto a un oleoducto. Un soldado estadounidense murió en Ramadi, anunció el Pentágono.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 14 de abril de 2005