Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La propuesta de viviendas reducidas genera una amplia polémica

Como de "una auténtica barbaridad" calificó ayer el PP la propuesta que la ministra de Vivienda, María Antonia Trujillo, anunció el pasado lunes para construir viviendas de protección oficial (VPO) de menos de 30 metros cuadrados. El portavoz de Vivienda del PP en el Congreso, Pablo Matos, afirmó que "la VPO siempre ha tenido unos mínimos y unos parámetros de calidad que no pueden ser vulnerados". En su opinión, la medida supondría "hacinar" a los compradores y comparó este tipo de minipisos con "las VPO que se hacían en la posguerra española".

Desde el PSOE se defiende la proposición de la ministra y aseguran que "la propuesta está pensada sobre todo para el régimen del alquiler". La secretaria de Política Económica del PSOE, Inmaculada Rodríguez-Piñero, indicó que las VPO de tamaño reducido son "una más" de las diferentes opciones que se barajan y añadió que es "una solución temporal", necesaria en "un momento concreto del ciclo vital de cada persona". Rodríguez-Piñero justificó la modificación del Plan de Vivienda vigente, que contempla módulos de 90 metros. A su juicio, ésta "no es una dimensión adecuada para una sola persona".

El Gobierno catalán puso toda la distancia posible. "De ninguna manera lo aceptaremos", dijo el secretario de Vivienda, Ricard Fernández, quien recordó que las competencias sobre la concesión de la cédula de habitabilidad dependen del Ejecutivo autónomo y que éste no las dará a pisos de esas dimensiones. "Hemos visto que algunos empresarios asumían la propuesta y sugerían que fueran pisos de acogida para inmigrantes. También lo rechazamos", añadió Fernández. En su opinión, la propuesta no contribuye a rebajar el precio de la vivienda, al contrario: lo incrementa. "Puede que el piso sea más barato, pero el metro cuadrado sale más caro".

El presidente del Consejo Superior de Colegios de Arquitectos de España (CSCAE), Carlos Hernández Pezzi, considera que "existe demanda" para este tipo de viviendas. "No será la solución, pero puede funcionar y atender a la demanda". Por su parte, la Asociación de Promotores Constructores de España (APCE) estimó "que de 30 metros sale una vivienda muy digna".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 13 de abril de 2005