Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Diputación alavesa da plena validez jurídica al concurso de informática

La Diputación alavesa no alberga ninguna duda de que el concurso público para completar la red informática de todas sus sedes, tiene "plena validez y seguridad jurídica", a pesar de que impone en el pliego de condiciones a un único fabricante.

El concurso cuenta con un presupuesto de 875.000 euros, y para justificar que toda la electrónica de red suministrada deberá ser de Cisco, la Diputación explica que parte de su red ya está construida con equipos de ese fabricante. El concurso tiene como objetivo la adquisición de material para modernizar la red de todas las sedes forales y migrar desde un sistema antiguo a otro actual basado en Ethernet.

Las empresas del sector consideran que la imposición de un fabricante excluye a todos los demás, entre los que se encuentran Nortel, Siemens, Alcatel, Enterasys o Ericsson. Fuentes de esas empresas indican que, al marginarles, "se elimina la concurrencia pública" y subrayan que disponen de soluciones tecnológicas cien por cien compatibles con Cisco a través de protocolos de estandarización.El Ejecutivo foral cree que al menos nueve empresas distribuidoras de productos Cisco se van a presentar al concurso. También considera que la libre concurrencia se halla plenamente garantizada, a pesar de que los productos van a ser de una marca determinada. Fuentes de la Diputación indicaron ayer que el hecho de imponer a un fabricante no implica inseguridad jurídica. "Creemos que una impugnación del concurso o de la adjudicación no tendría ninguna posibilidad", recalcaron estas fuentes, tras recordar que "ya se ha hecho en otras administraciones en situaciones similares en las que una parte de una red condiciona la instalación del resto".

Otras fuentes jurídicas sostienen lo contrario. Según argumentan, al imponer la Administración a un fabricante éste tiene capacidad para favorecer a un distribuidor o a otro, simplemente con darle mejor precio. Es decir, deja en sus manos un 30% de la puntuación que, según el pliego, contribuirá a decidir la adjudicación definitiva. Estas fuentes sostienen que, para evitar impugnaciones de las empresas que se han quedado fuera del concurso, hubiese sido mejor que en el pliego de condiciones "se hiciera constar una cláusula en la que se valorara la compatibilidad con los sistemas de Cisco. Pero es muy descarado que en un concurso público se especifique, sin margen de maniobra alguno, quién debe ser el fabricante".

Las empresas del sector opinan de igual manera. Enterasys Networks, Alcatel, Nortel Networks, Extreme (Ericsson), y 3Com (Siemens) son, junto a Cisco, algunos de los más importantes fabricantes, que garantizan con sus productos una compatibilidad total a la hora de migrar o ampliar una red institucional o de empresa.

Varios portavoces consultados de algunas de dichas firmas sostienen que el pliego de condiciones de la Diputación alavesa supone más "una adjudicación directa" que un concurso en el que se deja a los fabricantes aportar soluciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 12 de abril de 2005