94 kilos de miel para el genio literario de Vargas Llosa

"Éste es el premio más dulce y original de los muchos que he recibido hasta ahora", aseguró ayer el escritor peruano Mario Vargas Llosa durante el acto de entrega del premio Su Peso en Miel de la Alcarria, en el municipio de Peñalver (Guadalajara). El escritor dedicó hermosas palabras a la literatura, la libertad y los sueños, y entroncó su discurso con un homenaje a Cervantes y la celebración del IV Centenario del Quijote. "Quién me iba a decir cuando siendo un estudiante y leía Viaje a la Alcarria, de Camilo José Cela, que un día visitaría estas tierras quijotescas para ser obsequiado con un premio tan dulce y entrañable".

El galardón, 94 kilos de miel, le fue otorgado en un acto popular, protagonizado por la ya tradicional ceremonia de pesaje del autor, en una romana centenaria, que inauguró hace diecinueve años el también premiado escritor Camilo José Cela. "Escribir es una actividad bastante solitaria. El escritor necesita aislarse del mundo y encerrarse con sus fantasmas, con esas imágenes de la fantasía que son la materia prima para armar un texto literario. Ese trabajo tiene inmensas satisfacciones, pero al mismo tiempo es difícil y a veces angustioso", añadió Vargas Llosa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 09 de abril de 2005.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterMÁSTER MÁS DEMANDADO

Lo más visto en...

Top 50