Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El ICF abre una línea de créditos participativos por 65 millones

Las pequeñas y medianas empresas (Pyme) catalanas que cuenten con proyectos de crecimiento y concentración, de Investigación y desarrollo (I+D), de planes relacionados con la sociedad del conocimiento o de creación de nuevos sectores productivos que aporten valor añadido a la economía catalana podrán optar a la nueva línea de créditos participativos que acaba de lanzar el Instituto Catalán de Finanzas (ICF). La entidad de crédito público de la Generalitat facilitará la financiación de las pymes con el lanzamiento de una nueva línea de este tipo de créditos, que asciende a 65 millones de euros, según un comunicado del ICF difundido ayer.

El importe mínimo de los préstamos participativos será de un millón de euros, con unos plazos de amortización de al menos cuatro años y de un máximo de 10. El ICF subrayó las ventajas para el prestatario de este tipo de préstamos : "Son recursos propios de la empresa y los plazos de amortización y de carencia de estos productos son más elevados, no suponen la participación de terceros en la gestión de la compañía, permiten incrementar la capacidad de endeudamientos y los intereses que se pagan se pueden deducir en el impuesto sobre sociedades".

Esta iniciativa se corresponde con una de las medidas del acuerdo de competititvidad de la economía catalana aprobado por sindicatos, patronales y administración, que prevé la necesidad de mejorar de la financiación de la actividad empresarial durante esta legislatura. Este acuerdo considera otras medidas ligadas a la financiación de empresas, como el diseño de una política de capital riesgo, el impulso de los microcréditos o la movilización del ahorro de inversores privados para potenciar los proyectos de emprendedores.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 23 de marzo de 2005