La Ertzaintza detectó en diciembre casi cuatro conductores ebrios al día

La Ertzaintza ha detectado una media de casi cuatro conductores ebrios durante el pasado diciembre, mes en el que se han intensificado los controles preventivos de alcoholemia. De las cerca de 3.900 pruebas practicadas, ha habido más de 105 casos positivos, a los que se añaden una decena de conductores que se han negado a realizar el test. La cifra de positivos es inferior a lo que se desprende de las estadísticas de 2003.

La Policía Autónoma anunció públicamente que en diciembre se intensificarían los controles de alcoholemia en las carreteras vascas y que se establecerían dispositivos de prevención diarios. Esta iniciativa se encuadra en el Plan Estratégico de Seguridad Vial 2003-2006, que pretende reducir en un 20% la mortalidad en las carreteras.

Según los datos del Departamento de Interior, entre el 1 y el 29 de diciembre se han realizado en el País Vasco un total de 452 controles preventivos de alcoholemia.

La Ertzaintza efectuó 3.658 pruebas a los automovilistas en los 452 controles preventivos instalados en las carreteras vascas en la campaña especial del mes de diciembre, de las que 105 dieron resultado positivo. Además, otros siete conductores se negaron a realizar el test. Esta actitud se considera un delito de desobediencia grave, por lo que los agentes abren un atestado que se remite al juzgado correspondiente.

Estas cifras suponen que los controles han detectado, de media, casi cuatro automovilistas ebrios, un dato que aumentaría con los que se realizan a los conductores implicados en casos de infracciones a la circulación o accidentes.

Durante el pasado año, la Policía Autónoma efectuó un total de 24.315 pruebas, lo que supone una media mensual de poco más de 2.000, la mitad de las que se han realizado en el último mes de diciembre. En cambio, el número de tests positivos son incluso superiores a los de este último mes -1.623 todo el año, que se traduce en una media de 135-, lo que se podría explicar por el mayor cuidado de los automovilistas ante la campaña que se había anunciado.

Mensajes de concienciación

De hecho, la Ertzaintza ha complementado el aumento de los controles de alcoholemia con un refuerzo en los mensajes de concienciación de los peligros de conducir bajo los efectos de las bebidas alcohólicas.

El pasado año, las pruebas que resultaron negativas totalizaron 22.618 y 70 personas se negaron a someterse al control de alcoholemia.

Estas actuaciones de la Ertzaintza se han sumado a la intensificación del control de la velocidad en las carreteras vascas, que se inició en la segunda quincena de noviembre tanto en la red principal como en la secundaria.

Según los datos de la dirección de Tráfico, la velocidad inadecuada es la causante del 22% de los siniestros que se producen en Euskadi.

El director de Tráfico, Jesús Arana, ha verificado los efectos positivos de las campañas de concienciación. "Antes de empezar constatamos que no existía un rechazo social a correr demasiado con el coche. Con la información y sensibilización que hemos tratado de trasladar a la sociedad, creemos que esta idea se ha mitigado", explica Arana. "Ya nadie aplaude a alguien porque diga que ha ido de Madrid a Vitoria en tres horas".

La última estadística del Gobierno vasco, referida a 2004, señala que los fallecidos en accidentes de tráfico disminuyeron en más de un 43% respecto al año anterios. Hasta el pasado 29 de diciembre, 97 personas perdieron la vida en los 87 siniestros mortales en las carreteras vascas.

Las denuncias a los conductores se incrementaron en un 20% en relación a 2003.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción