Entrevista:SYLVIA MARCOS | Experta en religión y género

"En la religión católica la mujer fuerte y que se siente libre es 'mala"

¿Qué es ser mujer? La religión católica ha acuñado durante siglos un modelo inspirado en la tradición judeocristiana en el que la sexualidad y la creatividad femeninas han sufrido amputaciones y deformaciones. Fundadora del Seminario de Antropología y género de la UNAM (Universidad Nacional Autónoma de México) y editora de Religión y género (editorial Trotta) Sylvia Marcos aseguró en una reciente visita en Madrid que esta obra busca desmitificar "las falacias" vertidas sobre la mujer.

Pregunta. Una de las tesis del libro es que las religiones amparan la misoginia.

Respuesta. En la teología cristiana y en especial la católica, subyace una animadversión hacia la mujer que la sitúa en una categoría inferior. La mujer es el símbolo de la carne y de la tentación. Es perniciosa. El hombre es el espíritu, la mujer la materia, la que se reproduce. Según esta visión, la mujer ideal es la que niega su sexualidad. Un antiguo profesor mío decía que la verdadera feminidad es la frigidez. Ahora ya no se atreven a decirlo, pero algunos lo piensan.

P. Según esa visión, ¿la mujer sólo existe en función de lo que siente o teme el hombre?

R. La religión es absolutamente androcéntrica. Pero en el protestantismo, al menos, hay mujeres pastoras.

P. ¿Qué fue primero: el estado patriarcal o la raigambre religiosa que lo alimenta?

R. Es algo recíproco. Pero en la Iglesia católica la clave está en su institucionalización en manos de los padres varones. En los primeros siglos, la presencia de la mujer era más viva. Con el tiempo la mujer se hace invisible y el mensaje se distorsiona. Con la aportación de la mujer sería una religión distinta.

P. ¿Se abre paso una corriente feminista dentro de las teólogas y estudiosas de la Biblia?

R. Desde hace unos veinte años, un grupo de teólogas católicas, biblistas y pastoras protestantes trabajan juntas en una relectura de la Biblia con ojos, corazón y cuerpo de mujer. No es un mero barniz. Parten de que la tradición está deformada. Y como dice Ivone Gebara, esa relectura modifica su formulación.

P. Su eco en el Vaticano parece escaso.

R. Ciertamente. Para las élites vaticanas la mujer sigue teniendo un papel secundario. Una reciente carta de la Congregación de la Fe del 31 de julio de 2004, invita a la mujer a conformarse con ese papel subsidiario e invisible.

P. La española Mercedes Navarro aborda las figuras femeninas del Génesis con una nueva mirada.

R. Y ha descubierto que la mujer fuerte, la que se siente libre, es mala, merece ser castigada. Y a la que es violada se la considera culpable. La violación y pérdida de la virginidad de Dina, la hija de Jacob, arrastra a sus hermanos a la venganza. Lo que ella siente no cuenta; lo que importa es la deshonra sufrida por los varones. La Biblia ha sido un manual de conducta: sus redactores filtraron su propio pensamiento para distinguirse de las tribus paganas. En Irlanda, país católico, hasta 1996 a las chicas violadas se las internaba en reformatorios en vez de tratarlas como víctimas... Son estereotipos que amparan la violencia contra la mujer y la hacen comprensible. Es una violencia que queda absuelta.

P. Legalmente ya no.

R. Desde luego, pero subsiste el esquema. No olvide que muchas leyes civiles emergen del Derecho Canónico.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 20 de diciembre de 2004.

Lo más visto en...

Top 50