Las plataformas antiincineración recurren la ubicación de una planta en Txingudi

Las plataformas guipuzcoanas contra la incineración: Arnasa, Txingudi Bizirik y Donostia Bizirik, junto a varias asociaciones de vecinos, han presentado un recurso de reposición ante la Diputación contra el acuerdo foral que aprobó el Plan especial que permitirá ubicar la incineradora de Txingudi en el alto de Gaintxurizketa. Esta planta es una de las dos proyectadas en la provincia -la segunda se construirá en San Sebastián- y está previsto que queme las basuras de Hondarribia, Irún y Hendaya a partir de mediados de 2007.

La institución foral dio luz verde definitiva al Plan especial en noviembre. Ahora tiene hasta el próximo 10 de enero para estimar o no el recurso de reposición de las agrupaciones contrarias a la incineración. Éstas advirtieron ayer que si la Diputación no anula su decisión, interpondrán un recurso ante un tribunal de lo Contencioso Administrativo. Y adelantaron que, en ese caso, podrían solicitar la suspensión cautelar del acuerdo foral.

En su recurso de reposición, las plataformas antiincineración argumentan que el Ayuntamiento de Hondarribia -la planta se levantará en este municipio, en los terrenos de Zaldunborda- "vulneró los derechos de acceso a la información y la participación" en la tramitación del Plan especial, ya que "aprovechó las fechas veraniegas para realizar su exposición pública".

Paraje natural

Señalan también que las instituciones pretenden construir la incineradora en un paraje del monte Jaizkibel "con grandes valores ambientales", donde están prohibidos los usos industriales. Sostienen además que la planta incumpliría el Reglamento de actividades molestas, insalubres, nocivas y peligrosas, al no respetar la distancia de 2.000 metros a los núcleos de población más cercanos. Y añaden que esta infraestructura no puede emplazarse en Zaldunborda mediante la aprobación de un Plan especial, pues este mecanismo "viola el principio de jerarquía normativa entre planes". El consistorio de Hondarribia "debería haber revisado previamente el Plan General de Ordenación Urbana", apuntan.

Los recurrentes recordaron que están redactando una solución alternativa a la incineración para tratar las basuras, que no estará terminada antes de dos meses. Ante la negativa de la Diputación a participar en la financiación de este estudio, solicitarán ayuda económica para el mismo a la Alcaldía donostiarra.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS