Al menos 11 palestinos mueren en un ataque del Ejército israelí en Gaza

Israel asegura que la operación es indefinida

Al menos 11 palestinos han muerto y más de 40 han resultado heridos en las últimas 24 horas en la franja de Gaza; ocho perdieron la vida el pasado viernes y tres ayer en una incursión del Ejército israelí contra el campo de Jan Yunis. La Autoridad Nacional Palestina (ANP) afirma que estos hechos contradicen el discurso de paz de Ariel Sharon. "Estoy profundamente preocupado por la acción del Ejército de Israel", declaró el ministro de Exteriores egipcio.

Más información

En la incursión con vehículos blindados y carros de combate, que desde la noche del viernes ocupan Jan Yunis, una decena de viviendas fueron demolidas por excavadoras, provocando la huida de 300 personas que se refugiaron en el hospital y en el estadio. Un helicóptero israelí de fabricación estadounidense destruyó dos tiendas vacías (sostienen que eran utilizadas para fabricar cohetes). Y las familias aún no han podido enterrar a sus muertos debido a que el Ejército ha tomado el control del cementerio, informa la agencia Reuters.

Fuentes israelíes aseguran que las operaciones son indefinidas y que tienen como objetivo reducir los ataques con cohetes contra el asentamiento de Ghus Katif, que ocupa la zona de la playa. Uno de ellos mató a una trabajadora tailandesa y otro hirió ligeramente a 11 soldados. "Las fuerzas están preparadas para permanecer en el campamento todo el tiempo que lleve asegurar a las comunidades israelíes", dijo el teniente coronel Oler Vinter, jefe del operativo.

Israel invadió la franja de Gaza en la Guerra de los Seis Días de 1967 y planea retirarse junto a los 8.000 colonos que viven en ella de forma unilateral en 2005. Sin embargo, mantendrá el control de las fronteras (la franja está vallada), el espacio aéreo y la costa. Es el llamado Plan Sharon para los cerca de 40 kilómetros que ocupa Gaza.

El lunes, tras la muerte en Rafah, sur de Gaza, de cinco soldados israelíes del batallón beduino (árabes) en una acción de Hamás, Ariel Sharon dio la orden a los militares de ser más agresivos y evitar acciones a gran escala que desestabilicen a Abu Mazen. Éste pidió esta semana una tregua a los grupos radicales palestinos y el final de la militarización de la Intifada, propuesta rechazada (aunque existen negociaciones). Uno de los líderes de Hamás en Cisjordania, Yosuf Hasan, declaró a EL PAÍS: "Es imposible alcanzar un acuerdo mientras se ataca. No podemos renunciar al derecho de autodefensa mientras haya ocupación".

Los palestinos lanzaron ayer dos cohetes de fabricación casera contra Sderot (en el Neguev), que no causaron víctimas. Paralelamente, los soldados detuvieron a 17 personas en varias partes de Cisjordania, otro territorio capturado en 1967 pero no incluido en el Plan Sharon. Pese a la violencia, israelíes y palestinos tienen previsto reunirse la próxima semana para coordinar la seguridad de las elecciones palestinas del 9 de enero.

"Estoy profundamente preocupado" por la acción del Ejército de Israel, declaró el ministro de Exteriores de Egipto, Ahmed Anul Gheit, quien pidió a Sharon prudencia si es cierto que desea la paz. La ANP dijo desde Ramala que Israel, pese a sus declaraciones, no ha abandonado su política de agresión constante desde la muerte de Yasir Arafat. Entre el 11 de noviembre y el 7 de diciembre, la ANP ha contabilizado la muerte de 45 palestinos, 602 incursiones contra ciudades y la imposición de 15 toques de queda. Los controles militares que impiden el libre tránsito de civiles en los territorios ocupados se han endurecido (ayer la inspección de los documentos fue extremadamente lenta). "Así no sé cómo vamos a poder votar", exclamó Abu Hasan, un palestino que trataba salir de Ramala.

[Siria se retiró ayer de tres enclaves estratégicos en Líbano, cerca del aeropuerto internacional de Beirut, en un barrio chií de la capital y un área del norte libanés. Según el Ejército libanés, los soldados sirios, bajo fuertes presiones internacionales, han sido trasladados a las bases que Siria conserva en el este de Líbano, después de que el pasado septiembre la resolución 1.559 de la ONU exigiera la salida del Ejército sirio de territorio libanés, informa Efe].

Cadáveres de palestinos sin identificar en el depósito del hospital Jan Yunis, al sur de Gaza.
Cadáveres de palestinos sin identificar en el depósito del hospital Jan Yunis, al sur de Gaza.ASSOCIATED PRESS

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 18 de diciembre de 2004.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50