Villena ensalza el clasicismo aventurero y romántico de Nerval

Galaxia Gutenberg publica su obra literaria

Analizaba la locura como "una forma de derramar los sueños". Fue un clásico ya en su tiempo pero aventurero, de esos escritores que en su poesía y en su prosa esparcen los gérmenes de letras futuras. Gérard de Nerval (París 1808-1855), seudónimo de Gérard Labrunie, abrió caminos para la literatura de vanguardia y puso algunos cimientos de la poesía moderna junto a Verlaine, Mallarmé o Rimbaud. "Los simbolistas le reconocen como referente", aseguró Luis Antonio de Villena, que presentó ayer la obra literaria del escritor francés, que ha publicado Galaxia Gutenberg / Círculo de Lectores, junto a Tomás Segovia, traductor de estas nuevas versiones y al editor Joan Tarrida.

El tomo, titulado Gérard de Nerval. Poesía y prosa literaria, incluye una edición bilingüe de obras líricas como Las quimeras, Otras quimeras, Pequeñas odas y Poesías diversas; y piezas en prosa como Las hijas del fuego, Pandora, Aurelia, Cuentos y chanzas, Los iluminados y Dos cuentos orientales. Son obras donde late ese cruce entre los pilares de la tradición en los que se asentaba su escritura y su búsqueda incesable de la aventura. "Se le puede leer hoy en función de su modernidad. Descubre en lo esotérico, en lo oculto, un concepto de la belleza. También piensa en el sueño, en lo visionario como una posibilidad de apertura", asegura De Villena.

También estableció un vínculo que ha llegado a ser seña crucial de identidad de la cultura europea: "Conecta el romanticismo mediterráneo con el norte, sobre todo con el inglés y el alemán", cuenta el poeta español. Y además abre los caminos del simbolismo y del surrealismo, al aceptar de manera diferente la locura como otro estadio de la mente".

Fue un escritor de minorías, creador de El desdichado, uno de los sonetos más famosos de la lengua francesa, y terminó suicidándose. "Su poesía tiene un romanticismo negro y oculto pero, por otra parte, está llena de alusiones al sentido clásico de la belleza", destaca De Villena.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0014, 14 de diciembre de 2004.

Lo más visto en...

Top 50