CUMBRE SOCIALISTA EN MADRID

Los líderes exigen a Durão Barroso prioridad en las políticas sociales

Los socialistas europeos intentaron ayer en Madrid hacer una exhibición de fuerza y unidad frente al nuevo presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durão Barroso. En la cumbre de líderes de la izquierda se recordó el reciente episodio en el que Barroso se vio obligado a rehacer la composición de su equipo inicial por la oposición tajante de la mayoría del Parlamento Europeo. "En esta nueva legislatura, el Parlamento Europeo ha nacido con fuerza y quizá no es ajeno a esa fortaleza el que lo presida un español, José Borrell", dijo ayer el presidente del Gobierno de España, José Luis Rodríguez Zapatero, a cuya izquierda tenía al propio Borrell, muy sonriente.

Antes correspondió al presidente del Partido Socialista Europeo (PSE), el danés Poul Nyrup Rasmussen, avisar al Ejecutivo europeo de que los socialistas estarán muy vigilantes. "Sólo votamos a su equipo, no a sus políticas", advirtió. La clave que permitirá medir el grado de apoyo de los socialistas al político portugués dependerá "de las políticas sociales" de la Comisión y, muy singularmente, del empleo, anunció Rasmussen. Además pidió a Barroso que "escuche con atención a los socialistas; ya se sabe lo que pasa si no les escucha", remachó, como recordatorio de las dramáticas jornadas que vivió el nuevo presidente de la Comisión Europea.

Más información
Los socialistas europeos cierran filas en defensa de la Constitución en Madrid

La base que han utilizado los socialistas para sus trabajos de ayer parten del documento elaborado por el ex comisario Pascal Lamy, presidente del Grupo de Alto Nivel, sobre la mejora de la competitividad y la forma de blindar su modelo social, además de fórmulas para competir con Estados Unidos y las economías emergentes, como la china.

Los socialistas europeos presentarán hoy las conclusiones de sus sesiones de trabajo en las que han estado, además de Zapatero, cinco jefes de gobierno: Stanislav Gross, de la República Checa; Ferenc Gyurcsany, de Hungría; Jean Asselborn (viceprimer ministro), de Luxemburgo; Marek Belka, de Polonia, y Göran Persson, de Suecia.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS