Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los consejeros no se pronunciarán sobre la Constitución europea

El Gobierno de la Generalitat ha decidido impedir que ninguno de sus miembros, en función del cargo y en nombre del Ejecutivo, se posicione respecto a la aprobación o no de la Constitución europea. Como primer paso para evitar discrepancias el conseller en cap, Josep Bargalló, ha sido el encargado de responder al referéndum planteado por el PP a todos los consejeros del tripartito, a los que solicitaba su opinión mediante una pregunta parlamentaria que reproducía el enunciado que se someterá a votación el próximo 20 de de febrero para la aprobación de la Constitución europea.

El portavoz del PP, Daniel Sirera, presentó el pasado octubre en el Parlament esta pregunta -"¿Aprueba el proyecto de Tratado que establece una Constitución para Europa?"- dirigida a cada uno de los 16 consejeros del Gobierno catalán para que la respondieran.

Los socios del tripartito ya han manifestado sus posiciones diferenciadas en torno a ella.

ERC e ICV-EUiA son partidarios de votar no en el referéndum, excepto el consejero de Medio Ambiente, Salvador Milà, que se ha pronunciado a favor del sí, igual que ha hecho el PSC, aunque en Ciutadans pel Canvi persiste el debate interno. Ante la ausencia de una posición unitaria, Sirera preguntó qué consejeros son partidarios del nuevo texto y cuáles no. Para evitar que la oposición ahonde en estas diferencias, Bargalló ha asumido todas las respuestas, que salda con cinco líneas en las que recuerda que el Consell Executiu "no tiene la facultad de aprobar la Constitución europea, ni tomará acuerdo alguno relativo a su tratado".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 15 de noviembre de 2004