SEGUNDO ANIVERSARIO DEL NAUFRAGIO

El Gobierno crea un centro para la prevención de catástrofes como la del 'Prestige'

El organismo tendrá su sede en A Coruña y dependerá del Ministerio de la Presidencia

El Consejo de Ministros aprobó ayer un real decreto por el que se crea un centro para la prevención y lucha contra la contaminación marítima y del litoral, que asumirá las funciones desempeñadas hasta ahora por el Comisionado del Gobierno para las actuaciones derivadas de la catástrofe del Prestige. El centro, que dependerá de la vicepresidenta primera del Ejecutivo y ministra de la Presidencia, María Teresa Fernández de la Vega, tendrá su sede en A Coruña y coordinará las acciones de los ministerios de Fomento, Medio Ambiente, Interior y Defensa.

Más información

El centro, que se constituye como dirección general, deberá cooperar con las comunidades autónomas y las corporaciones locales en materia de prevención y lucha contra la contaminación procedente del tráfico marítimo. La creación de este centro conlleva la asunción de funciones desempeñadas hasta ahora por el Comisionado del Gobierno para las actuaciones derivadas del naufragio del petrolero Prestige, así como las de los comisionados de los ministerios de Fomento y Medio Ambiente y el coordinador del Ministerio de Defensa para este asunto.

El Ejecutivo considera que la actuación de los poderes públicos en la protección del medio ambiente "ha de ser particularmente intensa en el transporte de mercancías y, en especial, del transporte marítimo de mercancías altamente contaminantes, como son los hidrocarburos".

Según María Teresa Fernández de la Vega, el Gobierno pretende pasar "de reparar a prevenir" y, tras solucionar el problema causado por el accidente, quiere poner en marcha las medidas necesarias para que no se repita.

Entre las funciones que realizará el nuevo centro para la prevención y lucha contra la contaminación marítima y del litoral estarán:

- Plan Integral de Contingencias. El centro analizará los planes y protocolos vigentes de actuación en situaciones de crisis con el objetivo de elaborar un Plan Integral de Contingencias.

- Inventario de medios. Se realizará un inventario de medios humanos y materiales necesarios para mantener una adecuada prevención de riesgos de contaminación en el mar.

- Registro de buques. El centro elaborará un registro de buques que circulen por aguas jurisdiccionales españolas y que transporten habitualmente sustancias potencialmente peligrosas.

- Colaboración. Entre las misiones del nuevo órgano estará la de colaborar con el Centro Nacional de Coordinación de Salvamento.

- Plan sobre prevención. Se elaborará un Plan Integral de Formación sobre prevención y lucha dirigido básicamente al personal marítimo civil.

- Información sobre siniestros. El centro recopilará información sobre siniestros marítimos, sus consecuencias y las medidas adoptadas, para incorporarlas a una base de datos sobre el tema.

- Lucha contra la contaminación. Otra de las funciones del nuevo centro será la de fomentar y dirigir estudios sobre nuevos sistemas de lucha contra la contaminación.

- Planes sectoriales. Se elaborarán planes sectoriales de protección del litoral.

El centro dispondrá de una comisión ejecutiva, integrada por el director del organismo, los directores generales de Costas, Marina Mercante, Calidad y Evaluación Ambiental, Biodiversidad, Protección Civil y Emergencias, el presidente de Puertos del Estado, los delegados del Gobierno de las comunidades afectadas y un representante del Ministerio de Defensa.

La vicepresidenta primera también subrayó la voluntad del Gobierno de aumentar el programa de seguridad marítima del Ministerio de Fomento, dotado en el proyecto de Presupuestos para el próximo año con 140 millones de euros, un 13,6% más que este año.

Este programa prevé la construcción de cuatro buques polivalentes, que permitirán contar con 12 remolcadores en 2006; la adquisición de dos embarcaciones de salvamento entre 2005 y 2008, hasta contar con 48; la construcción de un buque polivalente de gran capacidad de recogida de residuos; la compra de tres helicópteros de salvamento y de tres aviones de EADS-CASA capaces de detectar la contaminación.

Además, se crearán cinco bases logísticas situadas en puertos para el almacenamiento, gestión y transporte de material de lucha contra la contaminación. Asimismo, los centros de coordinación de salvamento se dotarán de sistemas avanzados de comunicación y se mejorará la calidad de la inspección marítima con el aumento de la dotación y el equipamiento de las capitanías de puerto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0012, 12 de noviembre de 2004.

Lo más visto en...

Top 50