ESTRENOS

Pablo Malo retrata a gente sola y herida en 'Frío sol de invierno'

Marisa Paredes, Unax Ugalde y Javier Pereira actúan en el primer largometraje del director

El melodrama Frío sol de invierno "tiene muchos ingredientes de ser un folletín, y en el rodaje todo pudo haberse ido al carajo pero Pablo midió todo". Lo aseguró ayer en Madrid Marisa Paredes, la protagonista femenina de la ópera prima de Pablo Malo. Así que todo el equipo artístico -con Unax Ugalde a la cabeza- se movió con pies de plomo para no sobreactuar. Malo también era consciente de la dificultad: "Cuando enseñaba el guión a los productores les daba miedo que alguien que estaba empezando usara un material tan delicado". Con buenas críticas, Frío sol de invierno fue estrenada en la sección Zabaltegui del pasado Festival de San Sebastián y hoy llega a las carteleras.

"Es la historia de tres personas en un círculo cerrado en el que pueden ocurrir casualidades. Son personajes de cuneta, al límite en un mundo marginal", explicó Malo. Adrián (Ugalde), un atractivo joven de familia adinerada y huérfano de madre recibe el alta médica en el sanatorio psiquiátrico donde ingresa periódicamente. Al salir conoce a Gonzalo (Javier Pereira) quien convive con su madre (Paredes) y su vecina (Raquel Pérez), dos prostitutas, y ama en silencio a su amiga Mimo (Marta Etura).

Más información

El guión tiene "mucho de personal", confesó el realizador, "aunque yo no he vivido una vida extrema". "A los 23 años coincidí en un hospital con un hombre de unos 60 años que no sabía dónde estaba y me miraba con ojos de pánico. Me marcó mucho, y planteé lo terrorífico que debe ser vivir en una cabeza así", recordó. "Me inspiré en la historia de un niño, hijo de una prostituta. Siempre me preguntaba qué sería de aquel niño si su madre no conseguía salir de ese mundo sórdido", prosiguió.

Malo y Ugalde, que ya habían trabajado juntos en el corto Jardines deshabitados, visitaron un psiquiátrico para documentarse sobre el personaje de Adrián. "Queríamos que el protagonismo no fuese la locura sino la normalidad", precisó el intérprete de Héctor. La acción no se localiza en una ciudad precisa. "Quería que dentro de ese mundo hubiese belleza. Que la atmósfera no ahogara la historia", dijo Malo para quién "el sol que se cuela a duras penas entre las nubes y nunca calienta es como el estado de ánimo de estos personajes".

Raquel Pérez, Unax Ugalde y Pablo Malo (de izquierda a derecha).
Raquel Pérez, Unax Ugalde y Pablo Malo (de izquierda a derecha).LUIS MAGÁN

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 11 de noviembre de 2004.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50