Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cataluña pide el apoyo de las federaciones españolas

El hockey catalán, tras ganar el Mundial B, aspira al reconocimiento definitivo

Pasqual Maragall, presidente de la Generalitat, pidió ayer a la selección catalana de hockey sobre patines, campeona del Mundial B, que repita el triunfo en el Mundial absoluto de San José (Estados Unidos), en 2005. El éxito del hockey fue celebrado con todos los honores por el gobierno catalán, que pidió a las federaciones españolas que "ayuden a obtener el reconocimiento internacional de las catalanas".

La presencia de Cataluña en el Mundial absoluto está pendiente de la ratificación o no del reconocimiento internacional por parte de la Federación Internacional de Patinaje (FIRS), que se reunirá el próximo 26 de noviembre en Fresno (Estados Unidos). En caso de que la Federación Catalana sea admitida como miembro de pleno derecho de la FIRS -fue aceptada provisionalmente por el comité ejecutivo, y de ahí que haya podido participar en el Mundial B- en el Mundial de San José podría producirse un enfrentamiento entre España y Cataluña, circunstancia que no se ha dado en ningún deporte.

Mientras los independentistas convertían la llegada a Barcelona de la selección catalana de hockey en su fiesta con la participación de 2.500 aficionados, la ministra de Educación, Ciencia y Deporte, María Jesús San Segundo, felicitó a la selección catalana por sus "magníficos éxitos", y expresó al mismo tiempo su "apoyo total a la selección española".

Pero la polémica política sigue. El presidente Maragall, no sólo recibió a los 10 componentes del hockey sobre patines, sino que fue más allá al pedir a que el próximo paso sea ganar el Mundial A. "Ya era hora de que lo consiguiéramos", expresó Maragall a los componentes de la selección catalana. "Y os aseguro que el pueblo entero os lo agradece".

El presidente de la Generalitat, que no hizo ninguna alusión a un posible enfrentamiento con la selección española o a la polémica suscitada estos días con la victoria catalana, instó a los jugadores catalanes a volver con el "título absoluto" si, al final, consiguen competir en San José.

El secretario general de Deportes de la Generalitat, Rafael Niubó, tiró por la calle de en medio. Dijo que efectivamente nunca va a haber un encuentro España-Cataluña porque "lo que compiten no son Estados sino federaciones". Puso como ejemplo que Inglaterra Escocia, Gales e Irlanda del Norte tiene cada una sus selecciones propias y "se cuidan mucho de que una selección no represente al Estado". Niubó destacó que con el esfuerzo que se desarrolla para conseguir participación de Cataluña en el ámbito deportivo internacional "no se está pidiendo la independencia ni entrar en la ONU". Y pidió a las federaciones deportivas españolas que ayuden al reconocimiento de las catalanas. "Si España lo hubiera hecho más fácil ahora no se tendría que buscar un nombre o inventárselo", señaló Niubó, quien recordó que sólo en España e Italia las selecciones deportivas representan al Estado. "Nosotros, Cataluña, no tenemos este problema", afirmó. "Las dificultades las impone la legislación estatal".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 26 de octubre de 2004