Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Consell prevé un crecimiento económico mayor que el Gobierno en 2005 pese al precio del crudo

Los cuentas de la Generalitat suman 10.552 millones de euros con un déficit de 730 millones

El Consell aprobó ayer el proyecto de ley de Presupuestos de la Generalitat para 2005, que preve un gasto de 10.552 millones de euros con un déficit de 730 millones de acuerdo con el plan de estabilidad elaborado por la Consejería de Economía. Las cuentas, que se llevarán al Parlamento valenciano la semana próxima, preven un crecimiento de la economía del 3,2%, dos décimas por encima de los previsto por el Gobierno socialista en las cuentas del Estado. Una previsión de crecimiento, y por tanto de ingresos, que se ha decidido mantener pese a que el precio del petróleo ya ha hecho rebajar las expectativas de crecimiento por parte de las principales instituciones financieras.

De acuerdo con el ritual previsto en la ceremonia de los números, el Consell aprobó en su reunión de ayer el proyecto de ley de Presupuestos y el de Acompañamiento. De acuerdo con el cuadro macroeconómico presentado por el consejero de Economía y Hacienda, Gerardo Camps, las cuentas públicas de la Generalitat se elevarán a 10.552 millones de euros, lo que supone un incremento del 9,7% respecto al ejercicio anterior. Una cifra que es el resultado de unas previsiones económicas mejores que las del Estado en su conjunto. El vicepresidente económico Pedro Solbes fijó el crecimiento del Producto Interior Bruto para 2005 en un 3%. Posteriormente, el incremento en el precio del barril del petróleo hizo que el gobernador del Banco de España, Jaime Caruana, rebajas esa expectativa de crecimiento al 2,8. Más tarde, el propio Ministerio de Economía llegó a insinuar que de no frenarse la escalada en los precios del crudo la previsión de crecimiento español podría situarse finalmente en el 2,6%.

A pesar de esta situación, el consejero de Economía, Gerardo Camps, apostó ayer por presentar un proyecto de ley de Presupuestos de la Generalitat para 2005 que prevé un crecimiento del PIB valenciano del 3,2%.

El cuadro de previsiones macroeconómicas del Consell prevé, sin embargo, un crecimiento de la demanda interna y del consumo final de los hogares del 3,3% y del 3,1%, una décima respectivamente menor a la media española. La inversión en bienes de equipo, fijada en el 5,2%, se sitúa una décima por encima de la media española. La previsión referida al sector español es negativa en una décima (-0,6% en España) fruto de una previsión de aumento de las exportaciones del 5,1% y de las importaciones del 5,2%.

Gerardo Camps explicó ayer que las cuentas que se presentarán a las Cortes Valencianas para su aprobación siguen teniendo un claro componente social, ya que el 78% está dedicado al gasto social.

El gasto en políticas de empleo previsto se incrementa en un 10,4% respecto al presupuesto actual. Camps indicó que prevé la creación de 38.000 nuevos puestos de trabajo en 2005.

Las políticas de investigación, desarrollo e innovación se aumentan en un 13,1%; el gasto en universidades en un 14,2%; en educación un 8,1% y se constituye un fondo de cohesión territorial de 22 millones de euros; se ha previsto otro en el plan de saneamiento de 30 millones para contingencias y se prevé la constitución de un fondo de pensiones para los empleados públicos de la Generalitat.

Respecto a las medidas tributarias que acompañarán a las cuentas de la Generalitat, Gerardo Camps explicó que se introduce la deducción de 250 euros por nacimiento o adopción a partir del primer hijo (24.000 beneficiarias estimadas); el 15% de los gastos de guardería para niños menores de tres años hasta un máximo de 250 euros; la deducción del 5% -sobre un tope máximo de 3.000 euros de inversión- de la introducción de energías renovables en la vivienda; y se amplían las deducciones por transmisiones patrimoniales. Así, Gerardo Camps indicó que todas las deducciones del tramo autonómico del IRPF se incrementan de media un 2,9%.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 23 de octubre de 2004