Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Economía admite que el objetivo de crecer un 3% en 2005 es ahora "más lejano" por la subida del petróleo

Los Presupuestos de 2005 se elaboraron con una previsión de crecimiento económico del 3%. Sin embargo, la escalada del precio del petróleo ha determinado que esa posibilidad esté hoy "más lejana" que en junio, según admitió ayer el vicepresidente y ministro de Economía, Pedro Solbes. Horas después, el secretario de Estado de Economía, David Vegara, recogió la misma idea: ese crecimiento económico es "menos probable" que antes. Es la primera vez que los responsables del ministerio reconocen abiertamente que el encarecimiento del crudo puede rebajar la previsión de crecimiento con que se han elaborado las cuentas del año próximo. Hasta ahora, este análisis se había limitado al producto interior bruto (PIB) de este año.

Pedro Solbes quiso quitar hierro al debate sobre si el año próximo el PIB crecerá un 3% o alguna décima menos. En una conferencia sobre crecimiento y productividad pronunciada en el Foro Intereconomía, el vicepresidente admitió que la evolución del petróleo en los últimos meses permite concluir que "posiblemente" el año que viene el barril de crudo brent, de referencia europea, no se situará en los 33,5 dólares que el Presupuesto tomó como base. En todo caso, Solbes añadió: "No soy pesimista".

Poco después, el secretario de Estado de Economía recogió el mismo argumento ante la Comisión de Economía del Congreso de los Diputados. David Vegara concedió que crecer un 3% en 2005 es menos probable, una vez vista la evolución del petróleo. "Dentro de lo factible, [esa cifra] se sitúa en la banda alta de las previsiones", señaló.

Más allá del crecimiento, Vegara enumeró algunas de las medidas que planea su departamento para los próximos meses. Entre ellas citó normas para mejorar el mercado hipotecario, con la eliminación de obstáculos para nuevos productos, y otras para fomentar los de capital riesgo. Sectores como el del tabaco, las farmacias, las loterías y los envíos postales también serán objeto de reformas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 20 de octubre de 2004