Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zumaia estudia cerrar una empresa por un nuevo vertido tóxico que mata miles de peces

El Ayuntamiento de Zumaia anunció ayer que estudia proceder al "cierre efectivo" de la empresa Galvanizados Olaizola, SA tras reincidir en un vertido tóxico altamente contaminante al río Narrondo y causar la muerte de varios miles de peces. El último "ataque ecológico", según informó ayer la Diputación guipuzcoana, se produjo como consecuencia de unas "obras no autorizadas" dentro de las instalaciones de esta compañía, lo que provocó un vertido "fuertemente ácido". El río Narrondo se tiñó de un color rojo muy intenso en su desembocadura y murieron "varios miles de peces", corcones y anguilas fundamentalmente.

Esta misma empresa protagonizó un incidente similar el pasado 20 de septiembre que obligó incluso a prohibir el baño y la pesca en la zona del puerto de Zumaia. La Dirección de Aguas del Gobierno vasco y la institución foral abrieron sendos expedientes sancionadores contra Galvanizados Olaizola.

El Ayuntamiento informó ayer de que "las reiteradas inspecciones oculares y la revisión de arquetas y pozos existentes en los alrededores [de la empresa] han puesto de manifiesto irregularidades muy graves que conllevan un riesgo real de vertidos no necesariamente accidentales". Los vertidos contaminantes han sido puestos en conocimiento del fiscal.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 16 de octubre de 2004