Juan Cotino agiliza diversas líneas de ayuda que el campo valenciano tenía pendiente recibir

Lo normal se convierte a veces en noticia. El sector agrario valenciano ha detectado con cierta sorpresa que el nuevo consejero de Agricultura, Juan Cotino, ha desbloqueado varias líneas de ayuda reivindicadas desde el campo valenciano. Hay una cierta sensación de que "se mueven las cosas", resume una fuente consultada.

Así, fuentes del sector consultadas, valoraron, por ejemplo, que se estén agilizando las ayudas a la producción de frutos secos de la campaña 2003. Estas ayudas pretendían cubrir la falta de subvenciones europeas de ese año puente entre el final de los planes de mejora y comercialización y la puesta en marcha de las ayudas permanentes por la reforma de la OCM (Organización Común de Mercado) de frutas y hortalizas. La consejería de Agricultura anunció, de hecho, el pasado fin de semana a través de un comunicado, el pago de 8,8 millones de euros (tres millones de los cuales son aportados por la Generalitat y el resto por el Ministerio de Agricultura) para los productores valencianos de frutos secos.

Las ayudas a la uva de mesa por las lluvias del año 2001, asimismo, se están pagando, según las fuentes consultadas. También dentro de este producto, ya se ha publicado la resolución para pagar las ayudas pendientes (se pagaron en parte) la reestructuración de la viña. El dinero que el departamento agrario del Consell adeudaba a los apicultores en el año 2003 en concepto de apoyo económico por sacar sus colmenas de los campos citrícolas y evitar así la polinización cruzada de la fruta que supone la aparición de semillas también se está empezando a pagar. Estas ayudas eran muy esperadas por los apicultores de la Comunidad Valenciana, que desde hace unos años mantienen un pulso con la Consejería de Agricultura y que, entre otras cuestiones, vienen denunciando públicamente el descalabro que para ellos supone el retraso en la entrega de las ayudas.

Las fuentes consultadas del sector agrario consideran que estas decisiones no son más que una vuelta "a la normalidad" y se deberían enmarcar dentro del "funcionamiento normal" de una consejería como la de Agricultura. Estas fuentes apuntan una posible relación entre este cambio y la situación interna del Partido Popular en la Comunidad Valenciana y explican que la sensación era que Gema Amor -que quedaría en el sector zaplanista del Consell- anterior titular de este departamento, estaba "más asfixiada" económicamente que Juan Cotino, campista.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 12 de octubre de 2004.

Lo más visto en...

Top 50